El traslado de residencia y centro de menores se retrasa

J.M.M.
-

Aunque en principio estaba previsto que el personal tanto de la residencia como del centro de menores empezase a trabajar en las nuevas dependencias el 2 de septiembre, finalmente se demorará unas fechas

El traslado de residencia y centro de menores se retrasa - Foto: David Castro

El traslado efectivo de la Residencia Juvenil ‘Arturo Duperier’ y del Centro de Menores para empezar a funcionar en sus nuevas instalaciones de la avenida de los Derechos Humanos se retrasa unas fechas y se realizará a lo largo del mes de septiembre, según ha confirmado el gerente territorial de Servicios Sociales, Ángel Muñoz, a raíz de la crítica que ha manifestado Comisiones Obreras que, en un comunicado de prensa, denunció que a pesar de que al personal de ambos centros se les había comunicado que ese traslado iba a ser efectivo el 2 de septiembre, finalmente se aplazará unas fechas «sin que se aclararan los motivos».
Ángel Muñoz explicó, en declaraciones a Diario de Ávila, «el traslado lo realizaremos a lo largo del mes de septiembre. Inicialmente lo teníamos previsto para la primera semana de septiembre, pero como faltaban algunos remates, y para dejarlo todo acondicionado en perfectas condiciones, y sobre todo atendiendo a la propuesta que hizo el comité de empresa de que todo el personal de plantilla fijo conociese la fecha exacta, puesto que algunos estaban de vacaciones, pues se decidió que se realizase a lo largo de este mes, sin que se sepa aún la fecha exacta».
Desde CCOO, que califican de «surrealista» la situación del centro, se aseguró que el viernes 30 de agosto se comunicó al personal del Centro de Menores que el traslado, previsto para el 2 de septiembre, se había aplazado al 1 de octubre. Y este lunes, 2 de septiembre, continuaron diciendo desde CCOO, «se les comunicó a los trabajadores de la Residencia Juvenil que el personal de servicios de este centro, que ya había sido trasladado durante el mes de julio, deberán regresar al edificio antiguo, de la avenida de la Juventud, para preparar la ubicación de los residentes de cara al comienzo del curso el próximo día 8 en esas instalaciones obsoletas». Mientras tanto, el resto del personal de esta residencia permanecerá en la nueva ubicación hasta el comienzo del curso, momento en el que también volverán al edificio antiguo. Sin embargo, el personal de cocina, que según aclaró Ángel Muñoz será el mismo para ambos servicios una vez que se ponga en funcionamiento el nuevo edificio para optimizar recursos, permanecerá en el centro nuevo, dado que se ha desmantelado ese servio en la residencia, y el servicio de manutención a los residentes se atenderá mediante catering con proveedores externos, términos que no fueron desmentidos por Ángel Muñoz. Si bien precisó que los residentes se irán incorporando a lo largo de todo el mes y confía en que cuando ya estén todos ellos se haya podido realizar el traslado a las nuevas dependencias y estén funcionando «de manera normalizada» los distintos servicios que se prestan en la residencia.
El gerente territorial de Servicios Sociales reconoce que, «como en cualquier tipo de mudanza, y aunque mucha parte del material será nuevo, durante las últimas semanas ya se ha procedido tanto desde la Residencia Juvenil como desde el Centro de Menores a ir llevando parte del material y del parte del mobiliario». E insistió en que los servicios que se van a prestar van a ser los mismos, con la misma plantilla, «en un edificio más moderno y más funcional». A su vez, apuntó que el objetivo es que el traslado de ambos centros se produzca «al mismo tiempo», si bien reconoció que «no creo que coincida en los mismos días, pero vamos a intentar que sea lo más cercano posible, pero como son dos edificios que funcionan de forma autónoma, el hecho de que se trasladen unos días antes o después tampoco debe alterar el funcionamiento de ninguno».
También desde CCOO se denunció que han aparecido «desprendimientos de parte del cartón yeso utilizado en los tabiques y techos de la tercera planta del nuevo edificio», cuestión que, según afirmó Ángel Muñoz, «no nos consta». De todas formas, precisó el gerente de Servicios Sociales, «si alguien hubiera detectado algún tipo de deficiencia en las instalaciones lo lógico es que me lo hubieran comunicado, o que se hubiesen dirigido al personal de mantenimiento que están allí en el centro realizando la puesta a punto».
Ángel Muñoz apuntó que la Residencia Juvenil, que tiene 64 plazas, ha recibido en torno a 50 solicitudes de alumnos para el nuevo curso, mientras que el Centro de Menores contará con 25 plazas de residencia y 20 de centro de día, teniendo ahora mismo 13 menores entre ambos servicios.
Finalmente, y ante la solicitud de una «reunión urgente» por parte de CCOO con la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades para «conseguir aclarar los condicionantes políticos que en su momento llevaron a tomar esta decisión» de que compartan espacio la Residencia Juvenil y el Centro de Menores, Ángel Muñoz precisó que «la consejera se está incorporando al nuevo puesto, y estará valorando las solicitudes de reuniones, y espero que a la mayor brevedad posible les atienda, tanto a CCOO como a aquellas entidades que lo soliciten».