Arévalo exhibió con ritmo su mejor color

I.Camarero Jiménez
-

En el desfile participaron 584 inscritos; 9 disfraces individuales, 6 grupales de 2 a 4 componentes, 11 minicomparsas de 5 a 12 miembros y 22 comparsas, en sus categorías de infantil y adultos

Arévalo exhibió con ritmo su mejor color - Foto: David Castro

Como si se tratara de un pavo real desplegando su colorida cola para conquistar, así exhibió potencial el carnaval de Arévalo. A partir de las 12 comenzó a llegar la multitud al punto de encuentro para tomar posiciones antes del gran desfile que partía de la avenida Emilio Romero en un amplísimo recorrido que atrajo a muchisimos vecinos y visitantes de la localidad en un domingo en el que sin duda acompañó la buena temperatura (más de 20 grados a estas alturas no dejan de sorprender).
 Hablamos de multitud porque lo fue. En todas las categorías del concurso hubo un buen número de participantes y la implicación en los disfraces prácticamente se notaba en cada puntada. Las categorías se repartían entre los disfraces infantiles, casi una decena;  los grupos, media docena; las mini-comparsas, que sumaron 11; las comparsas infantiles,  y las de adultos que en conjunto sumaron 22, con un volumen global de casi 600 personas. Hacemos esta crónica antes de conocer a los premiados porque algunos lograron llevarse un buen pellizco, pero el resto, merece una mención porque es de ley reconocer el esfuerzo de una fiesta que se hace más grande en Arévalo y desde luego  gracias a  la implicación de todos y cada uno de los participantes.
En total 11 premios eran los que estaban en juego y todos lucharon muy dignamente para conseguirlos. La celebración estuvo tan colorida como era de esperar, los protagonistas de los disfraces individuales salieron casi al unísono, igual por aquello de no sentirse solos  y ya en esa categoría comenzó a verse la variedad y el color. Dibujos animados, héroes de toda la vida, animales mitólógicos, de películas famosas... Por allí desfilaron desde Supermán,hasta los héroes de la patrulla canina, unicornios, trolls.... Tras ellos los diferentes grupos, bella y bestia, la sirenita u otros dedicados a la vida cotidiana, la que se hace en casa, como la limpieza general o la colada. Las mini-comparsas fueron sumando participantes y, claro cuantos más participantes, más color. Tal como el que aportaban las telefunkens con un guiño a la televisión del pasado y a la mesa camilla que desde luego no pararon quietas; marcando el ritmo del reloj los Tic-Tac es la hora, con muchas ganas de pasarlo bien, casi tanto como todos los que iban detrás y entre los que había un poco de todo, series animadas, payasos, dj´s... 

Arévalo exhibió con ritmo su mejor color
Arévalo exhibió con ritmo su mejor color - Foto: David Castro
Y mediada la fiesta, pues la lógica apoteósis de las comparsas y donde Arévalo exhibió músculo.
 Ritmo, colorido, originalidad, puesta en escena.La cosa ahí se puso francamente seria, pero no en el estricto sentido, sino que había ganas de pasarlo bien, de demostrar que la vida puede ser un carnaval, pero que también apetece ganar y más con el mucho tiempo invertido que hay detrás de cada concursante. 
Las coreografías fueron a más y los disfraces ganaban en laboriosidad.  Difícil lo iban a tener los miembros del jurado para elegir un ganador. Por allí desfilaron nuevamente vistosos y preciosos animales, profesiones , marionetas, animales del jurásico. Color, fiesta, ritmo y todo, con el objetivo cumplido de sacar a la gente a la calle y por supuesto gustar a quienes debían votarles. Los miembros de ese jurado tuvieron que fijarse en la originalidad y la idea del disfraz, la elaboración del traje, el maquillaje, la puesta en escena y el colorido, pero tuvieron tiempo de hacerlo con calma. 
De allí, salía también el representante de Arévalo para el Provincial y  «quién sabe si no está aquí ya el vencedor», apuntaba el alcalde Vidal Galicia Jaramillo, quien describió este domingo en Arévalo como algo «precioso» y que cada año va a más. 
Tras acabar el desfile, por cierto participantes y asistentes disfrutaron del carnaval arevalense con comida, disco móvil y chocolatada, a lo largo de la tarde. Además la programación se completa hoy con una fiesta infantil de disfraces en el frontón municipal y el miércoles, con el entierro de la sardina que organiza la Asociación Cultural ‘La Queda’.

 

Premios.

Categoría individual. El ganador fue ‘Poppy’(Los Trolls). 
Grupos. En  grupos de 2 a 4 componentes, vencieron ‘Los primeros hombres’. 
Mini-comparsas. Se alzó con el primer premio ‘Tic-Tac, es la hora’ con 10 componentes. 
Comparsa infantil. ‘El color del Carnaval’  con 30 participantes quedó la primera.
Comparsa adultos.  ‘Zarkana’ ( de la asociación cultural ‘La Queda’) con 36 componentes fue la ganadora.