La voz de la crisis llega a Ávila en forma de película

M.E
-

«Teníamos material para diez películas», explica el director de un documental marcado por los testimonios de las víctimas y que se proyectó en Ávila de la mano de CCOO y la Fundación Jesús Pereda

Parados de larga duración, víctimas de desahucios, jóvenes que no consiguen encontrar un futuro, señoras jubiladas sin esperanza que se sitúan a la cabeza de la reivindicación.... El documental ‘Flores en la basura’ pone voz a la crisis económica de los últimos años a través de los crudos testimonios de los verdaderos paganos de la misma, los más débiles, una película que pudo verse ayer en Ávila en el Palacio de Los Serrano. Fue el contundente arranque del I Ciclo de Documentales y Películas de Temática Social organizado por CCOO de Ávila y la Fundación Jesús Pereda, una cita que incluyó la proyección del documental y un coloquio con la presencia del director, José Antonio Romero.
«Al principio Joaquín Estefanía y yo teníamos un planteamiento más economicista, de abordar la crisis desde la mirada de los expertos, pero queríamos dar voz a la gente que estaba padeciendo la crisis económica y al final estos testimonios eran tan potentes que se fueron apoderando de la película», explica Romero, quien añade que aunque se mantienen los comentarios de personajes como Iñaki Gabilondo, Almundena Grandes o Antonio Garrigues, «el grueso de ‘Flores en la basura’ son las experiencias de las personas que lo han pasado y lo siguen pasando mal». 
Desde el principio el trabajo consiguió emocionar. Rodada entre 2013 y 2019, la película ofrece 60 minutos de recorrido por la crisis en primera persona, aunque «teníamos material para diez películas». No les costó nada encontrar a los protagonistas del documental y, de hecho, al principio pensaban parar unos años antes, pero decidieron esperar un poco «para ver cómo le había ido la vida a la gente», dado que «parecía que ya estábamos saliendo de la crisis». Ahí les pasó varias cosas: «unos habían recuperado algo de esperanza, otros estaban igual y otros estaban tan mal que ni siquiera quisieron volver a salir en la película». ¿Hay moraleja?, le preguntamos. «Si hay culpables, lo dicen los testimonios, no nosotros», apuntó, no en vano «de los mensajes se pueden deducir muchas cosas». 



Las más vistas