Con alma de 'clásico'

A.S.G.
-
Con alma de ‘clásico’

El Real Ávila recibe a partir de las 17,00 horas en el Adolfo Suárez a la Gimnástica Segoviana en un partido repleto de alicientes

Llegó el momento, llegó el ‘clásico’. Será el 111 en la particular historia de amor-odio que el Real Ávila y la Gimnástica Segoviana han mantenido desde su creación. Dos clubes casi centenarios –el Real Ávila cumplirá este verano 96 años y la Segoviana 91– que han llevado su duelo por cuatro categorías diferentes para seguir despertando el interés de una afición que este domingo, a partir de las 17,00 horas, volverá a disfrutar de una de esas tardes donde la emoción suele tomar el mando sobre el fútbol. Porque así es el ‘clásico’, un partido con un alma diferente. Y el alma y los cinco sentidos necesitará el Real Ávila para quedarse los tres puntos. Los necesitan ambos, pero más si cabe los encarnados, conscientes de que una derrota les dejaría en una situación muy delicada de cara  a la pelea por la cuarta posición, allí donde el Numancia B ha sabido instalarse con cinco puntos de ventaja y el comodín de dos encuentros aplazados.  
Deben saber los sorianos que «seguimos ahí», pide Jonathan Prado, pero para ello los encarnados deberán superar primero a una Gimnástica Segoviana que ha sabido recomponerse a las bajas desde la solvencia.Porque en el Adolfo Suárez no estarán por sanción Mika ni Javi Marcos y son seria duda Conde, Dani Calleja, Arribas, Assier y Agus Alonso. En una semana de ‘clásico’ el despiste también forma parte del juego. Alguno podría sorprender en el once inicial. No se fía Jonathan Prado, que tiene muy claro que los segovianos han evolucionado desde la primera vuelta. «De ser un equipo muy asociativo se han adaptado a competir de otra manera, más competitivos, menos ocasiones pero con más pegada».
Quieren quedarse con los tres puntos los encarnados pero también con las sensaciones que no tuvieron en La Albuera. «El resultado fue más abultado de lo que demostró el juego» recuerda Prado, con confianza en los suyos. «Cuando nos hemos dado un tortazo hemos tenido capacidad de reacción. El equipo tiene alma, y a partir de ahí debemos trasladarlo al fútbol, que algunos días nos ha faltado». Y el día del ‘clásico’ no puede faltar.

«No podemos intentar ganar en los primeros minutos»

Son muchas las claves por las que pasa un partido ante la Segoviana. Se mira en el Real Ávila al rival pero se miran principalmente a sí mismos. «Veremos si tenemos la suficiente tranquilidad y paciencia para saber que el partido dura 95 minutos, no quererlo ganar en los primeros minutos pero tampoco perderlo». Va dando pistas Jonathan Prado, al que los suyos le han dado motivos de «confianza» cuando se han medido ante equipos de la zona alta. Será una tarde en la que «en momentos de dificultad debemos tener templanza, tener personalidad para someter al rival y adaptarnos cuando el partido nos lleve a otras situaciones y explotarlo».