«Deberían resolver ya cómo acabar la liga»

A.S.G.
-

Jonathan Prado aguarda decisiones con la clara idea de que «la situación va para largo» y que no volverán al césped. La propuesta de la RFEF de volver en abril y acabar el 30 de junio «está lejos de la realidad»

«Deberían resolver ya cómo acabar la liga» - Foto: David Castro

Ahora mismo «la primera medida que debería empezar a pensar la federación es cómo resolver una liga en la que ya no se va a volver a jugar». Lo ve complicado, por no decir imposible, Jonathan Prado volver al césped este curso mientras aguarda a las decisiones que se puedan tomar en los próximos días. «De momento la información es cero» lamenta más allá de la comparecencia por redes sociales de Luis Rubiales, presidente de la RFEF, tras reunirse con las territoriales, y donde reafirmaba sus intenciones de finalizar sobre el césped las competiciones antes del 30 de junio, fecha que incluso planteaba alargar en caso de ser necesario. «Creo que no están siendo conscientes de la realidad». En Ávila, como algunos de los jugadores, espera aún una solución Jonathan Prado, entrenador de los encarnados, rodeado de «suposiciones» pero con la clara convicción de que la federación debería empezar a moverse, a  «buscar una solución lo antes posible» antes de seguir demorando la misma con posibles fechas. «Esto va para largo» tiene claro.
Se suspendieron las competiciones de fútbol por el plazo de dos jornadas. Plazo que se completará este fin de semana, cuando el Real Ávila debería haberse medido al Bupolsa y tras cruzarse con La Granja en El Hospital en un partido que tampoco llegó a disputarse. «Desde el primer momento esto se veía venir, que no iba a ser para dos semanas» señala ante la situación que se dibuja a corto y medio plazo. «No tenemos más novedades que la rueda de prensa vía Twitter de la RFEF o las circulares sobre las medidas. No son conscientes de la gravedad de la situación. Son planteamientos irreales».
Los plazos de volver a jugar «deberían valorarlos con los clubes. A partir de la cuarta semana sin entrenamiento, con un parón repentino, todos los jugadores necesitarían mínimo de una semana de pretemporada. Nadie se lo está planteando. Si se diese el caso de que a finales de abril pudiera darse una situación favorable, estamos hablando de que hasta junio no estarían en disposición de competir con unas mínimas garantías. No es una cuestión de poner a un jugador a jugar» por lo que entiende que ahora mismo las fechas que se manejan desde federaciones «son más bien irreales». Problemas deportivos pero también económicos. «Si las competiciones avanzasen hasta el 30 de junio no se si todos los clubes tendrían la capacidad para asumirlo» comenta.Porque los presupuestos de los clubes están fechados a diez meses, con el matiz de los playoffs. Más tiempo son más gastos, y los presupuestos ya están ajustados al máximo.