Las OPA repiten en Ávila el éxito de Arévalo

Redacción
-

La tractorada consiguió reunir en la capital a cerca 300 vehículos agrarios, según los organizadores, que recorrieron las calles de la ciudad

Las OPA repiten en Ávila el éxito de Arévalo

GALERÍA

Tractorada en Ávila

Las Organizaciones Profesionales Agrarias convocantes de las dos tractoradas -UPA y UCCL- han repetido hoy el éxito de la tractorada celebrada en Arévalo el pasado martes. Tanto es así que cerca de 300 tractores, según los organizadores - más de 200 según la Policía Local de Ávila - se dieron cita durante la mañana de ayer en Ávila en una nueva manifestación para reclamar medidas que terminen con la preocupante situación que atraviesa el campo. En todo caso, fueron muchos los tractores participantes en las mayores manifestaciones de este tipo que se recuerdan en Ávila, como recordaban los responsables de las OPAS abulenses. Merece la pena mencionar en este sentido que los primeros tractores estaban llegando a la Avenida de Portugal cuando todavía estaban saliendo de la explanada del Lienzo Norte los últimos o que cuando pararon los tractores a la altura de la Subdelegación del Gobierno los vehículos agrícolas, en fila de a tres, cruzaban la Plaza de Santa Ana y la Avenida del Dos de Mayo, para llegar hasta la Avenida de Portugal. En la provincia de Ávila reinvindicaron medidas específicas para paliar el problema que provoca la fauna salvaje, en este caso de los ataques de lobos. Jesús Muñoz, secretario general de UCCL, denunciaba que solamente la provincia de Ávila ha recibido la mitad de todos los ataques de lobos que se han producido en toda España.

Los tractores comenzaron a llegar a la explanada del Lienzo Norte pasadas las 11,15 horas, donde se produjo la concentración de los mismos. El espacio reservado para ello, los accesos al Lienzo Norte. Pero fue tanta la afluencia de estos vehículos, que fue necesaria habilitar un espacio en la explanada trasera, donde se encuentra el aparcamiento y que estos días una parte del mismo está ocupado por un circo.

Pasadas las doce del mediodía comenzaron a salir los tractores con dirección hacia la Ronda Vieja hasta llegar a la Avenida de Portugal. Las lomas de lienzo norte de la Muralla se convirtieron en un lugar escogido por los abulenses para poder contemplar el paso de los tractores. Fue así durante todo el recorrido, pues mucho antes de que los tractores llegaran al centro de la ciudad muchos abulenses se habían apostado en la Avenida de Portugal, Paseo del Dos de Mayo o la misma Plaza de Santa Ana para ver el paso de estos enormes vehículos. Lo cierto es que esta tractorada levantó una gran expectación entre los abulenses. Y no solo expectación, sino también los abulenses, conocedores de los problemas que está pasando el sector, mostraban de alguna manera su apoyo.

En la Plaza de Santa Ana se produjo la primera de las paradas de la tractorada. En este caso ante la delegación territorial. En este lugar el delegado territorial, José Francisco Hernández Herrero mostró bajó de su despacho a recibir a los manifestantes, que le entregaron uno de los manifiestos. Pero no fue la única autoridad que se acercó a ver a los manifestantes. Antes de la salida el alcalde de la ciudad, Jesús Manuel Sánchez Cabrera se acercó hasta la explanada del Lienzo Norte para mostrar su apoyo a los manifestantes.

Después de la plaza de Santa Ana, los manifestantes prosiguieron, en principio a pie, hasta la Subdelegación del Gobierno. Después, los tractores se acercaron hasta la confluencia de la Avenida del Ferrocarril con Hornos Caleros, frente a la Subdelegación. En este lugar el subdelegado del Gobierno, Arturo Barral, también bajo para entrevistarse por unos minutos con los responsables de las dos organizaciones profesionales agrarias convocantes. Después, Juan Ignacio Antonio Senovilla, secretario general de UPA y Jesús Muñoz, secretario general de UCCL, se dirigieron a los asistentes. En el transcurso de sus intervenciones algunos de los asistentes lanzaron al suelo algunos litros de leche, como protesta por los bajos precios.