Confae critica las medidas económicas del Gobierno

M.E
-

El presidente de la patronal abulense, Juan Saborido, lamenta que se haya tendido a «demonizar» a los empresarios por los ERTE y pide que buena parte de los costes laborales de los permisos retribuidos los asuma el Gobierno.

Confae critica las medidas económicas del Gobierno - Foto: David Castro

El presidente de la Confederación Abulense de Empresarios (Confae), Juan Saborido, se ha unido al sentir general de los empresarios de Castilla y León y de España y critica las últimas medidas tomadas por el Gobierno en el ámbito laboral para afrontar la crisis sanitaria derivada de la expansión del coronavirus, como el veto a los despidos y la ampliación de las medidas de confinamiento a las actividades empresariales no esenciales. El reproche de Saborido también se extiende a las actuaciones «no tomadas» en el ámbito fiscal, lo que a su juicio «impedirá poner los cimientos de la recuperación económica del país, que tanto vamos a necesitar cuando termine el estado de alarma». «Las medidas del Gobierno provocarán una gran desaceleración en este país si no se toman otras que eviten la asfixia a las empresas», asegura. 
A través de un extenso comunicado de prensa, el presidente de Confae subraya que buena parte de la «vorágine normativa» impulsada desde el Ejecutivo «perjudicará el equilibrio económico de España y la salud de las cuentas públicas, provocando un aumento del déficit y reduciendo significativamente la confianza de los inversores, factores que son fundamentales para la estabilidad financiera y la recuperación económica de nuestro territorio». 
La patronal abulense habla de «decisiones muy duras que limitan u obstruyen la gestión de las empresas en términos de viabilidad» y también critica la improvisación y el que se haya recurrido «incluso a los fines de semana, con lo que eso supone para su capacidad de reacción y adaptación». Asimismo, se reprocha que desde los poderes públicos nacionales se haya tendido a «demonizar» a los empresarios poniendo en duda su honorabilidad al asegurar que se han hecho ERTES inadecuados para colocar a trabajadores en la calle, «algo totalmente incierto, ya que vienen directamente impuestos por los efectos de la pandemia, y permiten que el trabajador pueda percibir prestaciones por desempleo, manteniéndose las cotizaciones empresariales al 100%, así como la antigüedad y otros derechos laborales, sin que en ningún caso se produzca desvinculación de la empresa».