Diversión y estilo al mando del Countryman

SPC - Agencias
-

Mini actualiza su modelo estrella con nuevas motorizaciones y un híbrido enchufable con hasta 61 kilómetros de autonomía

Diversión y estilo al mando del Countryman - Foto: Bernhard Filser

El Mini Countryman es el modelo más grande y versátil de la marca británica. Ahora más que nunca la sensación de diversión al volante y su estilo icónico y único están más presentes. El nuevo Countryman está listo para salir a la carretera y consumir menos gracias a su nueva variante híbrida enchufable.
Un diseño que se ha beneficiado de importantes novedades y de detalles de calidad que refuerzan el estatus del vehículo dentro del segmento de compactos de gama alta. Además, una de las principales novedades está en su interior, un nuevo cuadro de instrumentos digital que le proporciona una modernidad necesaria al conjunto del sistema de conducción. 
Su robusto concepto de vehículo, un interior amplio y muy versátil con cinco asientos y el sistema de tracción a las cuatro ruedas lo convierten en un coche polifacético que inspira el entusiasmo típico de la empresa no solo en el tráfico diario, sino también en los viajes de larga distancia e incluso en terrenos sin asfaltar.  
Incluso en su primera generación, el Mini Countryman fue un pionero. Con una longitud de más de cuatro metros, cuatro puertas, un gran portón trasero y cinco asientos sentó las bases del exitoso avance de la compañía hacia el segmento de compactos de gama alta. 
El lanzamiento de la actual generación supone una importante optimización en términos de espacio, versatilidad, funcionalidad y comodidad de conducción. Además, el Countryman se ha convertido en un pionero en la movilidad sin emisiones al estilo característico de la marca. 
La firma automovilística ha actualizado ahora el vehículo con nuevos motores que cumplen la normativa de emisiones Euro 6d, luces y antiniebla LED de serie, llantas de aleación ligera, así como un nuevo cuadro de instrumentos con pantalla a color de cinco pulgadas.
El automóvil, que representa casi el 30 por ciento de las nuevas matriculaciones de la marca en todo el mundo, está disponible ahora con tres motores de gasolina y tres de diésel, que desarrollan entre 102 y 190 caballos de potencia.
Asimismo, su variante híbrida enchufable combina un propulsor eléctrico con uno de gasolina y juntos alcanzan los 220 caballos de potencia. Con una autonomía de hasta 61 kilómetros, emite entre 40 y 45 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro recorrido y consume entre 1,7 y 2 litros de combustible por cada 100 kilómetros.
Entre otras novedades, Mini ofrece su coche con nuevos acabados, una caja de cambios automática de ocho velocidades, el volante deportivo de cuero en todas las variantes, así como nuevos elementos de cuero y superficies interiores.
Asimismo, está equipado con tarjeta SIM que le permite contar con llamada de emergencia inteligente en caso de accidente, acceder a servicios como información de tráfico en tiempo real o recibir actualizaciones de los mapas de navegación del vehículo.
Por último, en cuanto a la seguridad, el Countryman está equipado con aviso de colisión con función de frenado urbano que se puede completar con el Driving Assistant que incluye regulación de la velocidad de marcha activa basada en cámara, advertencia de personas con función de frenado, asistente para luz de carretera y detección de señales de tráfico. Además se encuentran disponibles la asistencia de aparcamiento, la cámara de marcha atrás, el asistente para maniobras de aparcamiento y el sistema Head-Up Display.