Retomar la relación médico-paciente

P.R.
-
Retomar la relación médico-paciente - Foto: Isabel GarcÁ­a

El I Congreso Internacional de Divulgación Científica clausuró esta tarde con un llamamiento de la organización para que nuevas empresas se incorporen para poder continuar en el futuro

El I Congreso Internacional de Divulgación Científica cerró ayer sus puertas con un llamamiento a volver a retomar la relación ‘médico-paciente’ y en un claro mensaje ‘salud-paciente’. Para ello se deben recuperar los tiempos de las consultas, a fin de seguir manteniendo la calidad de este sistema sanitario, uno de los mejores que hay, destacó el director general del congreso Omar G. Guillermo Henríquez, quien señaló precisamente que el éxito de este Congreso está en que los asistentes al mismo han entendido el mensaje que se ha pretendido enviar desde el interior del mismo «salud-paciente». Para Omar G. Guillermo  «hemos olvidado el principio básico de la salud, pensar en ese paciente como individuo, como ser humano y de cómo  le puedes repercutir en sus funciones de la vida diaria, cómo puede afectar a su familia, su trabajo. Ese individuo que a una consulta  es un ser humano con un montón de problemas. Salud es el completo estado de bienestar, lo dice la OMS. Con este Congreso se ha despertado esa pista, ese origen». Reconoce el responsable de este congreso que «es penoso» que «nos hagamos tan específicos para quitar la enfermedad». Pero defiende que «hay que entender que la salud no solo es la ausencia de enfermedad. La salud es sentirte bien». Por este motivo entiende que el mayor logro conseguido por este congreso ha sido sensibilizar a todos los asistentes. «He removido la rama de la humanización para que no olvidemos que cuando entramos en medicina lo hacemos con ilusión, con pasión, con unos sentimientos de ayudar al paciente. Luego nos dedicamos solo a ver la enfermedad. Creo que el mayor logro es la sensibilización que se llevan las personas que aquí han participado».
La intención de la organización de este Congreso es continuar en el tiempo, pero el director general del Congreso ha hecho un llamamiento a las empresas para que colaboren en su organización. «Este congreso se ha conseguido construir con pequeñas ayudas, pero necesitamos más para poder continuar con esta labor de divulgación. Comentaban ahora los participantes que los pacientes tienen que comunicarse con los médicos. Me parece muy interesante que los pacientes se expresen a los médicos cómo se sienten. Hay cosas muy interesantes que todavía podemos seguir tocando en esa relación médico-paciente». 
Con referencia a esta cuestión de la relación médico-paciente, también se refirió a la falta de tiempo en las consultas entre paciente y médico como una de las cuestiones que preocupa en estos momentos y que está motivando las movilizaciones que se están llevando a cabo en distintas comunidades autónomas del país. «Es imposible desarrollar en cinco minutos toda la intención que tratamos de plasmar aquí. Tienes que saltarte muchas veces hasta el buenos días, hasta ser cortés porque pierdes tiempo. A veces hay que ir al grano.Te saltas los principios básicos de la medicina (inspección, percusión, palpación, revisión...) El médico tiene que ver la paciente. El tiempo condiciona». Recordó que a pesar de todo estamos ante uno de los mejores sistemas sanitarios porque los estándares de medición «se hacen en base al alcance de la salud, que llegue a todos». Pero reconoció que los tiempos que se están ofreciendo puede que se cargue ese nivel de calidad, «porque en ese poco tiempo no se puede dar una atención de calidad».