Por debajo del 20%, las reservas de agua no se aprovecharán

L.C.S
-

Los técnicos municipales consideran que con menos de 1,5 millones de metros cúbicos entre los tres embalses se considera «volumen crítico o muerto»

Por debajo del 20%, las reservas de agua no se aprovecharán - Foto: Diario de Ávila David Castro

En el momento en el que las reservas de agua de la capital abulense se encuentren por debajo del 20 por ciento, estas dejarán de ser aprovechables. Así se recoge en el informe que los técnicos municipales presentaron en la Junta de Gobierno del pasado 18 de julio, cuando se determinó por parte del equipo de gobierno declarar a Ávila en situación de emergencia debido a la sequía.
En dicho informe se recoge que «como en anteriores episodios de sequias, se considera que por debajo del volumen crítico de embalses el agua no se puede aprovechar, por no ser apto para potabilizar debido a las deficientes condiciones de calidad en que se encuentra», asegurando que «este volumen crítico o muerto se puede cuantificar en 1.500.000 de metros cúbicos para los tres embalses», lo que equivale al 20 por ciento del total de la capacidad embalsada. Teniendo en cuenta que a día de hoy la cifra ronda del 40 por ciento, solo la mitad sería aprovechable.
En ese informe se hace constar las demandas medias de la ciudad, que se cifran en 609.000 metros cúbicos de agua en agosto, a una meida de 20.285 al día, y en 554.696 en septiembre, 18.490 al día.
Los técnicos informan en ese documento que «teniendo en cuenta los consumos medios, la evaporación y el aporte de los sondeos del Soto, con las reservas actuales siempre y cuando no empeore la calidad del agua embalsada tenemos garantizado el suministro de agua hasta finales de septiembre, no disponiendo el Ayuntamiento de otros suministros que a día de hoy se puedan aprovechar».
Con esta situación y «teniendo en cuenta que no hay previsión de lluvias y que las temperaturas durante los meses de verano como ya se ha informado es previsible que sean superiores a las temperaturas medias», se informa que «a mediados de octubre siempre y cuando la calidad del agua de los embalses se mantenga, la ciudad quedará desabastecida».
sondeos. En cuanto a la captación de agua desde los sondeos, los técnicos del Ayuntamiento de Ávila advierten que «el existente en El Soto es del año 1986 y que se desconoce su funcionalidad actual, su idoneidad técnica al no contar con documentación de referencia y su grado de conservación», razón por la que «se ha planteado realizar en las proximidades un nuevo sondeo si bien hasta que no se ejecute la perforación y se afore el agua para determinar el caudal no puede concretarse el coste definitivo». Esí, se deja claro que «esta infraestructura no supone una solución a las necesidades actuales de consumo que se cifran en torno a 20.000 litros diarios para cuya cobertura garantizada debieran ejecutarse hasta 20 sondeos lo que resultaría inviable técnicamente y extremadamente costoso».
El sondeo del Puente Romanillos se está pendiente de valorar su uso y hay posibilidad también de utilizar un sondeo próximo al centro El 88 para poder utilizar esa agua en red.