«Solo barajé tres opciones: Madrid, Madrid y Madrid»

SPC
-
«Solo barajé tres opciones: Madrid, Madrid y Madrid» - Foto: JUAN MEDINA

Brahim Díaz reconoce estar cumpliendo su sueño de niño al fichar por el equipo merengue y asegura que es consciente del nivel de exigencia del club blanco

El Real Madrid ha madrugado en este mercado de invierno y ayer ya presentó a su primer fichaje, y posiblemente único, de esta ventana, según reconocen fuentes del club. Al menos esa era la idea hace unas semanas, aunque la irregularidad mostrada por el equipo, que le ha llevado a estar a 10 puntos del liderato en la Liga, podría variar el rumbo. En este sentido, la afición merengue reclama un delantero con gol, una de las grandes asignaturas pendientes del conjunto de Solari. Una hinchada, por cierto, que no respaldó con su presencia la presentación del refuerzo invernal: apenas 300 personas acudieron al Santiago Bernabéu para contemplar la puesta de largo de Brahím Díaz.
Ese pequeño contratiempo no importó al centrocampista malagueño que reconoció estar viviendo su sueño de infancia al haber cambiado el Manchester City, donde aterrizó con apenas con 14 años, por el combinado de Chamartín. «Hoy es el día más importante de mi vida. Llego al club en el que soñé jugar desde niño, por lo que no he podido tener mejor regalo de Reyes. Cuando decidí que lo mejor era abandonar el Manchester City solo contemplé tres opciones sobre la mesa, la primera jugar en el Real Madrid, la segunda era jugar en el Real Madrid y la tercera, jugar en el Real Madrid», manifestó ante los aplausos de los presentes.
Acompañado de sus padres, orgullosos y emocionados durante el acto de presentación, y sus cuatro hermanas, el andaluz se presentó en el palco de honor del estadio merengue con traje y corbata gris, camisa blanca, sonriente y muy fluido en su mensaje, que llevaba escrito, cuando fue presentado por el presidente de la entidad, Florentino Pérez. «Entiendo perfectamente que defender este escudo es enfundarse la camiseta de la ambición por ganar siempre, de la responsabilidad de dejarte el alma por el club más grande del mundo, algo innegociable. Prometo dar el 100 por 100 desde el primer día».
Tras posar en el césped de la que ya es su casa, Díaz compareció ante los medios y dejó claro que ya está a disposición del entrenador, incluso para el compromiso inmediato del equipo, que será mañana en Copa ante el Leganés: «Claro que estoy preparado para jugar, tengo muchísimas ganas y para eso he venido. Llego con la intención de trabajar duro, siempre con humildad y el resto vendrá solo».