"La recaudación en 2021 caerá en 6 ó 7 millones"

L.C.S.
-

Entrevista al presidente de la Diputación, Carlos García, al cumplirse un año de mandato

"La recaudación en 2021 caerá en 6 ó 7 millones" - Foto: Isabel García

Una institución como la Diputación Provincial también ha visto afectado su rendimiento durante el primer año de mandado debido al azote de la pandemia. Este es el balance que hace su presidente, Carlos García, de un año extraño, a la vez que especial, el primero de su mandato.
¿Qué balance se hace desde el equipo de gobierno del primer año de mandato en la Diputación Provincial?
Es un balance positivo. Hemos querido que las pautas del trabajo durante este primer año sean consenso, diálogo y unidad, y creo que lo hemos conseguido, buscando con ello un único objetivo prioritario, que es el de velar por el interés general de todos y cada uno de los municipios de la provincia. 
¿En qué ha mejorado la provincia durante este año?
Creo que en bastantes aspectos. En este caso entiendo que después de la situación política compleja de la cual veníamos, hemos pretendido buscar mensajes nítidos y sobre todo tener un proyecto político que nos diferencie de anteriores mandatos. Sí que queremos por parte de la Diputación Provincial que todas aquellas inversiones y proyectos que teníamos en la hoja de ruta  se lleven a cabo sin obviar que en este caso puede que haya un periodo de ralentización debido a la pandemia y la crisis que ha provocado, pero lo que perseguíamos es que esta provincia tuviera más oportunidades, con el reto también del Plan de Fomento Industrial que ya está en funcionamiento y con los diferentes proyectos que teníamos por parte de la Diputación Provincial, que creemos que están en buen camino.
¿Ve que esté peor en algo?
En este caso sí que tenemos que tener en cuenta que cuando se atraviesa una crisis de este tipo cualquier territorio o comarca queda tocada, y tenemos que ver que puede surgir cualquier problema, pero en definitiva yo no veo a la provincia de Ávila peor. La veo con ilusión, con optimismo, que es también lo que pretendemos trasladar desde la institución provincial a todos y cada uno de nuestros vecinos
¿En qué debería mejorar urgentemente?
En materia de telecomunicaciones. Es totalmente imprescindible. Creo que ha quedado de manifiesto en este caso la calidad de vida en el medio rural, algo que probablemente ya estuviera contrastado, pero también ha quedado de manifiesto la necesidad imperiosa de contar con telecomunicaciones acordes al siglo XXI.  Necesitamos cuanto antes fibra óptica en todos y cada uno de nuestros municipios. Tenemos que dar opción a que todas aquellas personas que quieran trabajar desde sus casas puedan hacerlo, que eso sea una posibilidad real y no una utopía. Esa necesidad es prioritaria, al igual que otros servicios que desde la Diputación Provincial queremos poner en funcionamiento.
¿Que daño cree que provocará las consecuencias de la pandemia en la provincia?
Hay que tener confianza. Después de vivir una crisis como esta, lo que sí que se ha puesto de manifiesto en primer lugar es que el populismo y el oportunismo no tienen cabida en la gestión de una situación como esta. Para poder salir fortalecidos y poder luchar contra todas las vicisitudes y los contratiempos es más necesario que nunca la lealtad institucional entre los partidos. En relación a la pregunta, creo que lo más necesario es que tengamos visión de futuro de manera cohesionada, anteponiendo el interés general por encima de los partidos. Y la Diputación Provincial, ya lo dije hace un año, está por encima de cualquier idea política y de cualquier sigla y así lo hemos intentado, y así  es cómo se podrá luchar de manera mucho más efectiva y eficaz contra cualquier efecto negativo que pueda acarrear esta pandemia a la provincia de Ávila.
¿Cómo afectará económicamente a la Diputación Provincial todas las actuaciones que ha tenido que afrontar debido a la crisis?
Tenemos que ser realistas y hemos entendido que la necesidad de las circunstancias nos pone de manifiesto que esos dos millones de euros que ha puesto la Diputación Provincial encima de la mesa para luchar contra el Covid1-19 eran necesarios. Las instituciones tienen que estar para cuando realmente se las necesita, y no solo para celebrar eventos o espectáculos. En este caso va a retrasar inversiones que sí que teníamos programadas, pero lo más importante es que este dinero se ha puesto cuando realmente lo necesitaban los abulenses. No lo considero como un cambio en los planteamientos presupuestarios, sino en afrontar una necesidad que teníamos que abordar de manera prioritaria.
¿Hay ya alguna inversión concreta que se ha decidido que se tendrá que retrasar?
Sí, podemos hablar de las obras en el edificio de Jimena Blázquez, de la sustitución de tuberías de fibrocemento en algunas localidades y de alguna obra en materia de carreteras.
¿Dónde ve las claves para la recuperación económica de la provincia?
En el fortalecimiento institucional, la unión y poniendo encima de la mesa las fortalezas que tiene esta provincia. No hay que olvidar la importancia que tiene el sector primario, todo el sector relacionado con la agricultura y la ganadería, y hay que intentar desarrollar exponencialmente todo el tema relacionado con la agroalimentación, lo mismo que todo aquello que tiene que ver con el turismo y la hostelería. También es evidente que dentro de esa pauta de desarrollo próximo y de recuperación económica, la automoción tiene que jugar un papel muy importante.
¿Cree que han estado suficientemente atendidas las principales reivindicaciones del mundo rural durante este año?
Parte de ellas sí. Creo que en este caso sí que tenemos que ser conscientes que en la atención técnica y en el asesoramiento hemos ganado y hemos mejorado en plazos. Hay una total disposición y comunicación por parte del equipo de diputados del equipo de gobierno, del cual me siento muy orgulloso porque creo que en este caso ese pacto de gobernabilidad con Ciudadanos se está cumpliendo en la gran mayoría de sus puntos, gracias al gran trabajo desde la lealtad y la cooperación del vicepresidente primero Pedro Cabrero. Pero también estoy agradecido al grupo socialista y a su portavoz Pedro José Muñoz, una persona que ha demostrado una vez más estar a la altura de las circunstancias de cuando realmente se necesita ayuda. Luego hay otro grupo político que se denominan nuevos o que decían que venían a renovar la acción política, y probablemente hasta ahora no hayan puesto más de manifiesto que ser el chico de los recados del Mercado Chico en ciertas pautas. Lo que  sí que puedo poner de manifiesto es que se ha cumplido con ese compromiso de apertura que dijimos hace apenas un año de la Diputación Provincial hacia lo que representa y hacia quien representa, que son los 247 municipios que componen la provincia y los cerca de 100.000 abulenses que han decidido vivir libremente en todos y cada uno de ellos.
¿De los proyectos más inmediatos pendientes de la Diputación cuál debería activarse el primero?
Tenemos puesto en funcionamiento todo el plan de prevención relacionados con incendios que en este mes de julio se va a licitar en cuanto a su redacción se refiere. También está en marcha la adquisición de siete camiones contra incendio, y ya en los próximos meses, debido al retraso en la ejecución que ha provocado la pandemia, se podrá también poner en funcionamiento lo que es la recogida selectiva de los residuos para el contenedor amarillo por toda la provincia, y ver los diferentes  acuerdos y reivindicaciones que por parte de la Diputación hemos hecho otras instituciones. Lo que sí que somos conscientes desde la Diputación es que no vamos a exigir de manera populista y oportunista lo que no vayamos a cumplir nosotros mismos, porque estaríamos dando un mal ejemplo.
El verano se presenta sin fiestas en la provincia por la recomendación que a este respecto ha realizado la Junta de Castilla y León, ¿qué le parece esa decisión?
Una decisión valiente y a mi juicio acertada. Creo que lo primero que tiene que prevalecer es la seguridad y la salud de todos los abulenses de la mano de la prudencia y de la responsabilidad. Estamos viendo que sigue habiendo fallecidos, lamentablemente; que sigue habiendo contagios de manera diaria y creo que la prudencia es la mejor herramienta para luchar contra una pandemia que ha hecho muchísimo daño a todo España del que Ávila, desgraciadamente, no ha sido ajena.
¿Qué le ha parecido el papel de la oposición en este primer año?
Constructivo referente al grupo socialista, que ha demostrado que es un partido con solera, que conoce realmente los problemas del medio rural, al igual que los partidos que conformar el equipo de gobierno, Partido Popular y Ciudadanos. En cuanto al grupo de Por Ávila, tengo que lamentar que muchas de sus propuestas no se han hecho desde la construcción de cara al futuro, sino que creo que ha habido más oportunismo de cara a buscar un titular en la prensa que a la hora de buscar el beneficio de los ciudadanos abulenses. Viendo la entrevista al portavoz de Por Ávila en este mismo periódico de hace unos días, uno se puede preguntar qué papel debe de jugar cada persona en el momento que se pone a disposición de los abulense. Creo que en este caso la demagogia, el populismo o el oportunismo, no valen cuando realmente hay un problema o cuando hay que gestionar. Desde la Diputación sí que podemos hacer una valoración positiva de lo que hemos hecho, por ejemplo, en la gestión de una crisis que se ha llevado por delante a más de 140 abulenses, amigos, familiares. Ha habido instituciones que han estado a la altura de las circunstancias y que han dado y han puesto lo mejor de sí para intentar salvar vidas, mientras que otras, lamentablemente, han estado desaparecidas y han intentado hacer la guerra por su cuenta única y exclusivamente criticando lo que hacían los demás, pero sin poner ninguna medida por parte suya para beneficiar a esta sociedad. La Diputación de Ávila se puso a disposición de la Junta de Castilla y León para ayudar y dar garantía a la sociedad abulense a la hora de utilizar servicios durante la crisis sanitaria como han sido los centros de salud, los colegios, las residencias o las guarderías. Hemos intentado dar y dotar de seguridad a todos los trabajadores de los municipios y de la Diputación con la realización de tests. Creo que al final esa lealtad institucional que otros exigen desde la Diputación nos gusta cumplirla, mientras que otros solo la piden, pero no la dan.
Desde el PSOE su portavoz ha pedido que algunos servicios de la Diputación Provincial se presten en la provincia, que no tiene sentido que se hagan en la ciudad, ¿que opina de este planteamiento?
Ya hay servicios que se vienen prestando por toda la provincia como es todo el tema relacionado con los servicios sociales, con los centros de acción social. La recaudación de impuestos también se hace de manera comarcalizada, pero comparto que tenemos que estudiar la descentralización de ciertos servicios que pueda dar la Diputación Provincial. Nos debemos a los municipios, a los abulenses que viven en los pueblos, y será uno de los puntos de encuentro que probablemente tengamos de cara al 2021.
Propone también Pedro José Muñoz la venta del edificio que alberga la Universidad Católica para lograr más financiación para invertir en los pueblos, ¿qué le parece?
Sí que tenemos que ser conscientes que de cara a 2021 la recaudación que repercute en aquellos fondos que recibe la Diputación Provincial será la de este 2020, y todos los indicadores del Producto Interior Bruto y de recaudación hablan de que hay una bajada de entre un 15 y un 20 por ciento, y eso puede verse reflejado de manera directa en las cuentas de la Diputación Provincial con un descenso en la recaudación de entre 6 y 7 millones de euros. Tenemos que ser conscientes de que si queremos seguir prestando servicios que son necesarios y obligatorios por parte de la Diputación Provincial, tenemos que tener financiación, eso es algo imprescindible y que todo el mundo puede entender, y en este aspecto pues no descartamos ninguna medida, como puede ser la de intentar vender ese edificio o cualquier otro de la Diputación Provincial.
El portavoz de Por Ávila ha acusado al equipo de gobierno de no atender a todos los pueblos por igual, y de fijarse en colores políticos de los ayuntamientos para algunas decisiones, ¿comparte algo de esta afirmación?
Nada. Lo que sí que le puedo decir es que durante este último año cualquier medida o propuesta se ha debatido en las comisiones informativas, se ha aprobado o dictaminado en la Junta de Gobierno y se ha ratificado en el Pleno, con un 99 por ciento de unanimidad. No solemos utilizar el decreto de Presidencia, sino que lo que nos gusta es dialogar, consensuar y trabajar para poder llegar a acuerdos. Lo que sí que le puedo decir es que desde esta Diputación Provincial tenemos un defecto, que es que somos alcaldes que hemos nacido de la mano de muchísimos concejales y  de muchísimos alcaldes que llevan muchos años dando lo mejor de sí por esta provincia, en muchos casos de manera totalmente gratuita. Por eso, lo que no podemos permitir es que haya gente que con muy poca o ninguna experiencia ponga en entredicho el papel de una Diputación Provincial como esta. Le digo más, probablemente yo como presidente de esta institución haya hablado más con los alcaldes que Por Ávila tiene en la provincia que ellos mismos, que los diputados de Por Ávila. El mejor ejemplo que han tenido de falta de comunicación entre ellos durante este primer año creo que ha sido lo sucedido en el municipio de Pedro Bernardo, con las calificaciones o descalificaciones que pudo haber en su día y que terminó como terminó. Mire, yo hablo con los alcaldes de Por Ávila, con los del PSOE, con los de Ciudadanos y, como es evidente, con los del Partido Popular, porque sus problemas, los de los alcaldes con los que yo hablo, son también los problemas del presidente de la Diputación Provincial.
Hablaba también Alberto Encinar de un tripartito Partido Popular-Ciudadanos-PSOE gobernando en la Diputación ¿cree que se pueden confundir las políticas de estos tres partidos en la Diputación de Ávila tienen sus diferencias?
Claro que tienen sus diferencias, pero lo que sí que nos puede dar motivos de satisfacción es que los grandes partidos coincidimos en solucionar los problemas de las persona y las políticas que ponemos en funcionamiento es para ello, no para solucionar los problemas de una persona. Nosotros tenemos un objetivo muy claro, que es que esta provincia sea una tierra de oportunidades y de grandes retos de cara al futuro. Creo que en este caso y en este aspecto Por Ávila aporta poco o nada en la Diputación Provincial de Ávila.
¿Se están agriando las relaciones con el Ayuntamiento de Ávila y eso puede tener alguna consecuencia política?
No, todo lo contrario. El Ayuntamiento de Ávila hace su política y desde la Diputación Provincial hacemos la nuestra de  una manera muy diferentes, que es buscando el consenso y los acuerdos. Otros, probablemente, busquen división y crispación.
¿Qué espera de los tres años de mandato que restan?
Trabajo, esfuerzo y sacrificio por una tierra de la que estoy muy orgulloso de haber nacido en ella, de vivir en un pueblo como Tiñosillos. Espero que esa misma unión y cohesión que hemos demostrado en un año complejo y difícil podamos seguir manteniéndola durante lo que queda de mandato, y de esta manera seamos un reflejo de fortaleza institucional no sólo a nivel provincial sino también a nivel regional y nacional. Hemos sido la única Diputación Provincial que hemos aprobado unos presupuestos por unanimidad, algo que es histórico, y ese es el mejor punto de inflexión para intentar abundar en una situación que entendemos que es beneficiosa para esta provincia, que es lo que verdaderamente nos debe importar en estos momentos.