La paga de los jubilados es un 45% más alta que los sueldos

SPC
-
La paga de los jubilados es un 45% más alta que los sueldos

Los pensionistas cobran alrededor de 1.300 euros mensuales mientras las personas en activo ingresan unos 900, un desequilibrio que solo puede salvarse con una subida de los salarios

Una situación incomprensible. Así califica el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, el hecho de que en la actualidad las nuevas pensiones sean un 45% superiores a los salarios. En concreto, la cuantía media de las jubilaciones ronda los 1.305 euros, mientras que los sueldos apenas alcanzan los 900 euros en algunas provincias. «Es imposible pagar buenas pensiones con malísimas cotizaciones, y esto debe entenderlo todo el mundo», apostilla. 
Para el socialista no es de recibo que el nuevo jubilado que entra en el sistema ingrese 400 euros más de media que el que ha fallecido, mientras que los afiliados recién inscritos cobran entre 200 y 300 euros menos que los que acaban de poner fin a su vida laboral. 
«Esto no lo puede mantener nadie», apostilla Granado, después de insistir en que la devaluación salarial provocada por la reforma laboral de 2013 ha sido «un desastre» y tras asegurar que cuanto antes se comprenda que subir los salarios «es la única forma de salir de la crisis, antes lo haremos». 
Granado señala que el factor de sostenibilidad del modelo se ha «contaminado», porque los ajustes puestos en marcha por el PP hace cinco años ven este aspecto como un elemento a alcanzar por la disminución de los gastos. 
Por otro lado, desde su punto de vista, si España quiere salir de la crisis con una economía y solidaridad parecida a la de los países más avanzados de Europa, debe «cobrar más impuestos para dedicarlos a gasto social». 
En esta materia, la media de la inversión nacional está igual o por encima de la de otros vecinos comunitarios, mientras que en lo que respecta a la protección que se financia con impuestos está «por debajo o muy por debajo». En concreto, a España le falta un 4% de gasto social, que «no debe salir de cotizaciones, sino de los Presupuestos». 
El secretario de Estado de Seguridad Social mantiene que transitar a un sistema de cuentas nocionales «inmediatamente», en un período de cinco años, condenaría al 35% de los afiliados a cobrar «pensiones de miseria». 
Este modelo nocional, adoptado en algunos países, consiste en una cuenta individual en la que el trabajador va acumulando sus cotizaciones y, en el momento de jubilarse, cobra una pensión, calculada sobre varios factores, con el dinero procedente de esa cuenta.
Revisar las bonificaciones. Respecto a una posible subida a corto plazo de los actuales tipos de cotización en España, Granado está totalmente en contra de esta medida y asevera que el problema no es ese, sino las reducciones y bonificaciones inadecuadas y «otro tipo de iniciativas que hicieron que fuera posible la disminución de la recaudación de la Seguridad Social». 
No obstante, el socialista apunta que la recaudación ya ha empezado a corregirse. Así, por ejemplo, adelanta que este año se está comportando «francamente bien». 
Por su parte, el secretario confederal de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO, Carlos Bravo, mantiene que hay que equilibrar la situación financiera del sistema y eso implica hablar tanto de los ingresos como de los gastos. 
Para Bravo, «son muchas las piezas de las que hay que hablar antes de sustituir el sistema».