"Jugando así tenemos un 80 por ciento de posibilidades de pasar la eliminatoria"

L.C.S.
-

Borja Jiménez, entrenador del Real Ávila, espera que la afición "se movilice y vaya a Mérida a apoyarnos". Bernardo Plaza, entrenador del Mérida, reconoce que "estuvimos afortunados"

Borja Jiménez. - Foto: David Castro

El entrenador del Real Ávila se mostraba contrariado por el resultado, pero no por el juego de su equipo, «no podemos perder ni un minuto más. El fútbol es muy injusto muchas veces y hoy es un día de esos. Hemos sido, en mi humilde opinión, muy superiores durante todo el partido. Hemos creado ocasiones muy claras, pero no han entrado, y ellos, en un balón que medimos gol, un rechace de nuestro portero, le cae a su jugador, a su pierna buena, y 0-1». A pesar del mal resultado, «la eliminatoria sigue muy abierta y jugando como hoy tenemos un 80 por ciento de posibilidades de pasar», asegura Borja Jiménez.
       «Más que el haberles plantado cara, lo que me da más confianza es el trabajo de mis jugadores. Pienso que lo que han hecho hoy es una muestra más del coraje y de la garra que tienen después de todo el año, y estoy convencido de que allí en Mérida vamos a dar muchísima guerra desde el principio. No tenemos nada que perder. Sólo tenemos que ganar. Lo hemos hecho fuera este año. No es tan complicado», comenta el técnico abulense, quien asegura que «por lo que habíamos analizado al rival teníamos claro dónde nos podíamos encontrar a gusto y creo que ha salido casi todo a la perfección. Es complicado hablar después de haber perdido 0-1 con el partido que hemos hecho. Increíble el trabajo de mis jugadores, el derroche, todo lo que han hecho, y nada, seguir, trabajar esta semana, analizaremos lo que hemos hecho hoy, volveremos a insistir, haremos modificaciones y ganaremos en Mérida».
      Jiménez lamentaba la expulsión de Llorián, «a Andrés a veces le pasan estas cosas. Creo que encima no ha tenido la culpa», y tras la trifulca final, «por momentos he pensado que regalábamos la eliminatoria. Hemos entrado ahí en combustión, se nos ha cruzado el cable y temí que tiráramos todo el trabajo, pero lo hemos sabido solventar y estoy muy orgulloso del trabajo de mis jugadores».
     Tras la buena respuesta del público local en este partido, el entrenador encarnado pide que «ojalá que se movilice la afición. Hemos notado su calor y sería muy importante que nos pudieran animar allí. Ojalá se dé y se pueda desplazar gente para apoyarnos porque los jugadores se merecen todo».
 Jiménez insistía en la idea de que «ellos han tenido una ocasión y media y nos han hecho un gol. Nosotros hemos tenido siete y no hemos podido marcar. Del medio del campo para adelante el Mérida es muy peligroso, con jugadores de categoría superior, igual que nosotros, pero vamos a seguir trabajando y creo que podremos hacerles daño».
 «Jugar ante 10.000 o 12.000 personas no nos afectará. Los jugadores se van a sentir muy cómodos. Todo el mundo va a disfrutar. Para nosotros es algo que va a quedar siempre, el poder jugar ante miles de aficionados quizá no lo volvamos a vivir alguno de nosotros. Vamos a disfrutar», comentó el entrenador local, que, por último, mandó un mensaje claro: «Ha habido días en los que hemos ganado en casa y los jugadores estaban tristes. Hoy ha terminado el partido y no ha hecho falta decirles nada porque saben que vamos a pasar la eliminatoria».

Bernardo Plaza

«El Real Ávila ha tenido ocasiones incluso para ganar, estuvimos afortunados»


Bernardo Plaza, que tuvo que escuchar gritos en contra de su propia afición, consideraba en rueda de prensa que «el resultado es muy positivo para nosotros. Veníamos a buscar la victoria y la hemos conseguido. Creo que hemos tenido alguna ocasión más de hacer gol y en cuanto al partido creo que en la primera parte hemos sido superiores y en la segunda es verdad que el Real Ávila ha apretado bastante».
«Sabíamos que el Real Ávila era un buen equipo. Todo el mundo nos daba como favoritos, y le quitaba méritos al Ávila, pero ha demostrado que es muy buen equipo, muy bien trabajado y que tiene claro a qué juega. Hemos sufrido y es lo normal. Cuando se enfrentan dos buenos equipos, puede pasar esto», comentó Plaza, para quien «la eliminatoria no está encarrilada porque nos vamos a encontrar, como nos hemos encontrado hoy, con un muy buen equipo. Ellos han tenido sus ocasiones incluso de ganar. Hoy hemos estado más afortunados y no podemos dar la eliminatoria por encarrilada porque el partido de vuelta va a ser muy difícil».
El entrenador extremeño reconocía que había sido complicado imponer su juego durante el encuentro porque «queríamos tener más el balón, llegar más con el balón controlado y en la primera parte creo que sí que hemos hecho lo que debíamos y en la segunda hemos tenido algunas situaciones claras, como la de Troiteiro que se ha quedado solo ante el portero que hubiera sido el 0-1 y luego con el gol que hemos hecho el 0-2, pero ha sido un partido que preveíamos que iba a ser así, con un equipo muy fuerte por el centro como es el Ávila, y lo ha demostrado».
Sobre el hecho de que tardara en hacer los cambios, el técnico visitante comentó que «tenemos una plantilla con futbolistas de características diferentes y hemos hecho los cambios cuando hemos creído conveniente».
A pesar del buen resultado cosechado por su equipo, «el 0-1 no nos va a hacer cambiar el planteamiento del partido de vuelta. Vamos a ir a buscar la portería contraria, a por la victoria, y hay veces que no se puede conseguir durante todo el partido porque el Ávila ha apretado, pero la idea de fútbol es la misma y el resultado no nos va a cambiar la mentalidad».
Por último, y a pesar de tener que escuchar gritos en contra, agradeció a la afición el hecho de que «haya venido a apoyar a los futbolistas. Para nosotros es fundamental y creo que se van contentos porque ellos les han brindado una victoria».