ÁvilaLP se presentará a las municipales y autonómicas

I.Camarero Jiménez
-
ÁvilaLP se presentará a las municipales y autonómicas

La ya extinta plataforma Ávila Libre de Peajes ha dado el paso y se reconvierte en partido político con el que anuncia concurrirá a los comicios de mayocon el fin de salvar «otras barreras» en la ciudad y la provincia

Tienen tras de sí 20 meses de camino y de intentos por poner fin a los peajes abulenses y, con ello a sus espaldas, la plataforma Ávila Libre de Peajes ha decidido constituirse en partido político para continuar esa lucha, entre otras cosas por la «inacción de otros partidos». Pero además quieren emprender otras acciones en campos que tienen problemas y requieren soluciones. De presentar el partido se encargó Julio Huerta, hasta ahora portavoz de la plataforma y número uno al Ayuntamiento por la nueva formación, junto a él pero en la candidatura autonómica será Ángel Zancajo quien encabece una lista que de momento, no tiene más nombres.
Ahora bien aseguraron que la formación no tiene ideología, "no ha pedido ni pedirá más carne para pertenecer a ella que el DNI" de quien así lo desee pues están abiertos a nuevas incorporaciones para luchar como decíamos por la liberalización de los peajes, pero también por la sanidad, por las unidades de radioterapia y de ictus, ejemplificaban y junto a ello también por la educación «puesto que Ávila necesita algún colegio más», por los barrios, por todos, pero sobre todo por los nuevos con graves deficiencias, de transporte, de mantenimiento, también en cuestiones como la despoblación, el comercio y en aras de una industrialización muy necesaria en la ciudad y también en la provincia.
Otro de los motivos por el que dan el paso de convertirse en partido político pasa porque era o eso o convertirse en asociación para seguir reclamando de cara a la eliminación de los peajes porque estiman que son muchos los partidos que «por postureo político» les han apoyado pero a la hora de la verdad no se ha plasmado. Pusieron el foco en dos de los candidatos a la Alcaldía, «ahora muy reivindicativos» pero que en su día ni siquiera estuvieron en la manifestación convocada para pedir el fin de la concesión y la liberalización de las autopistas A-6 y AP-51 y AP-61. Se referían a Jesús Manuel Sánchez Cabrera y Sonsoles Sánchez Reyes.
Antes de dar a conocer todo esto y también que el partido tiene un Código Ético y unos estatutos que son de obligado cumplimiento y quien no los asuma tendrá que irse, hicieron por boca de Julio Huerta un somero repaso por las distintas acciones acometidas en su día por la plataforma para tratar de acabar con los peajes, Proposiciones No de Ley en las Cortes Regionales y en el Congreso, manifestaciones, llamadas de atención incluso en el seno europeo y de la CE, recogidas de firmas que han superado las 50.000 rúbricas al respecto y petición de ayuda al defensor del pueblo y también a la defensora del pueblo a nivel europeo.
En definitiva que para tratar de avanzar en este asunto y para seguir recurriendo a instancias superiores había que reconvertirse en partido o en asociación «adquirir entidad jurídica».

Lo han hecho en partido político, continuaban, pero «sin fichajes estrella» no como en otros partidos y recordando que "las estrellan brillan un tiempo pero luego se apagan". Por eso, defendían que en su partido caben todos: «hay autónomos, jubilados, prejubilados, trabajadores...».
La última de las críticas, además de la falta de apoyo en las reclamaciones sobre los peajes fue para «el espectáculo del día anterior en la Diputación» cuando "alguien se acuesta siendo de un partido y se levanta siendo de otro", sintetizaban.
Su oferta de cara a los comicios es contar la realidad y presentar propuestas.