Peñanegra, el único puerto que se resiste a abrirse

M.E
-
Peñanegra, el único puerto que se resiste a abrirse - Foto: Diario de Ã?vila David Castro

El dispositivo autonómico permitió abrir la AV-500 y la AV-901, mientras que el operativo de la Diputación, que lleva esparcidas 450 toneladas de sal, logró despejar la última vía que quedaba, la AV-P-415 (Navalacruz).

Con el hielo y las bajas temperaturas como grandes protagonistas del día, junto a la nieve acumulada en buena parte de la superficie de la provincia, la situación de las carreteras, sin estar todavía dentro de la completa normalidad, mejoró en la jornada del jueves. A última hora de la tarde solo el puerto de Peñanegra (AV-932) permanecía cerrado al tráfico en un tramo de 7 kilómetros, según la información trasladada desde la Junta de Castilla y León, mientras que en el puerto de Mijares (AV-901), que acababa de abrirse a la circulación, todavía era necesario el uso de cadenas. En cuanto a la red provincial, el dispositivo invernal de la Diputación actuó en un centenar de carreteras y facilitó la apertura al tráfico de la totalidad de la red viaria provincial, tras los trabajos en un tramo de la carretera AV-P-415, que estuvo cortada hasta primera hora de la tarde por los ventisqueros. También se requerían las cadenas para circular en los puertos de Chía y de El Tremedal.