Entre la alegría y la crítica en la relajación de medidas

B.M
-

La Junta rebajó las restricciones en ámbitos como el ocio nocturno y hostelería, establecimientos comerciales y casas rurales. El centro comercial lo ve positivo pero hostelería y turismo rural piden más

Entre la alegría y la crítica en la relajación de medidas - Foto: David Castro

Abre el ocio nocturno y se relajan las restricciones en hostelería, comercio y alojamientos turísticos como las casas rurales. Estas decisiones se dieron a conocer por el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, que informó de la aprobación de la modificación de un acuerdo de mayo para introducir cambios en el plan de medidas de prevención y control de la pandemia de la covid-19. Los cambios entrarán en vigor hoy, tras su publicación en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

Entre todos los cambios el que  más destaca, sin duda, es la posibilidad de abrir el ocio nocturno, con discotecas y salas de fiestas, con la opción de admitir un tercio del aforo para el consumo en interiores pero siempre en mesa. Es decir, no se puede consumir en barra o de pie y no hay pista de baile. En mesas, el máximo es de diez persona por cada una de ellas, siempre siguiendo la normativa de este sector. El horario en ocio nocturno es de las dos de la madrugada pero no se pueden admitir nuevos clientes desde la una.

Esta apertura, que llega tras un extenso cierre del sector más allá de los locales que se han adaptado para actuar como hostelería de día con sus terrazas, hace que se vaya poniendo la mirada en la normalidad. Por el momento, Fernando Alfayate, presidente de la Federación de Hostelería, afirma que desde el ocio nocturno le transmiten que les parece «bien que se vaya abriendo» pero también creen «que es insuficiente». Mantienen su posición de que «se vaya abriendo poquito a poquito, un paso adelante» porque «es mejor tener abierto a tener cerrado. Es positivo, esperamos que la semana que viene pueda ampliarse más el horario porque lo que deseamos es trabajar».

Sí que quiere recordar que los partidos de todas las administraciones han hablado «de las ayudas que nos iban a dar» pero «Castilla y León no ha dado prácticamente nada al ocio nocturno» y «llevan cerrados bastante más tiempo sin posibilidad de abrir. Es cierto que han hecho la compatibilidad pero había que estudiar si era rentable abrir y para muchos no era rentable y seguían cerrados. Seguramente siga sin ser rentable por los horarios pero es un paso adelante, queremos que poco a poco se vayan quitando las restricciones y cada vez se pueda abrir más hasta llegar a la normalidad».

Sí se celebra la apertura desde el centro comercial El Bulevar, donde el aforo se amplía a un 75 por ciento tras haber pasado a un 50 hace una semana. Su gerente, Laura Álvarez, explica que están «muy contentos por la ampliación del aforo pero sobre todo la del horario para nuestra restauración», teniendo en cuenta que se amplía el horario general de restauración hasta las dos. Esto supone, afirma, «un nuevo impulso para nuestros comerciantes. Estamos muy animados con la noticia y esta vez muy confiados en que estas medidas se han tomado con toda la cautela posible y que lo sucedido el pasado año no se va a repetir. Recientemente nuestros establecimientos de restauración han inaugurado una terraza de verano y esto unido a esta relajación en las medidas nos ilusiona y nos da esperanza».

Lo peor para ellos en este tiempo ha sido «ver sufrir a nuestros comerciantes y empleados, a muchos les conocemos desde hace tantos años que son como de nuestra familia», afirma Álvarez, que recuerda que cada establecimiento controla su aforo y ellos, como centro comercial, mediante un sistema de gestión automático el general de todo el centro.

casas rurales. Los cambios para las casas rurales y viviendas de uso turístico indican que el número máximo de personas alojadas será de doce, pudiendo estar integrados un máximo de tres grupos de convivencia estable.

Daniel Pérez, presidente de la Asociación de Turismo Rural, dice que «es una medida que viene tarde, es insuficiente e ineficaz». Piensan que está «habiendo doble vara de medir, por ejemplo con los centros comerciales que se puede juntar mucha más gente cuando hemos demostrado que somos establecimientos seguros». Para ellos deberían quitarse las restricciones «ya» y más en turismo rural porque insisten que la seguridad está garantizada. La situación en las casas rurales se vive «con bastante desaliento, la gente no aguanta más» y con la reducción de aforo de hay, las casas rurales de hasta diez personas «todavía están aguantando pero las de más no pueden hacer nada», insiste.

Respecto al tema de las ayudas, asegura que les están «obligando a mendigarlas». «Vienen en estado líquido, España está siendo el país más complicado para recibir las ayudas, todo a base de subvenciones cuando deberían ser ayudas directas», afirma. (Más información en página 25).



Las más vistas