Ante el Atlético de Madrid DH el Real Ávila quiere más

A.S.G.
-

Rota la sequía de goles y resultados, los de Jonathan Prado reciben este sábado, a partir de las 20,00 horas, al Atlético de Madrid de División de Honor con ganas de seguir progresando

Ante el Atlético de Madrid DH el Real Ávila quiere más - Foto: David Castro

Ante el Pozuelo de Alarcón llegaron los goles y el primer triunfo de la pretemporada. Pero ni los goles ni los triunfos lo son todo. No al menos en pretemporada. Ayudan, dan tranquilidad al respetable y al equipo, pero la realidad es que el verano está para probar, para cargar las pilas y para empezar a coger los conceptos que busca Jonathan Prado para este curso. Quiere más. Ni cuando el equipo únicamente sumaba un gol en el casillero se mostraba preocupado por la sequía, ni ahora se quiere dejar llevar por una primera victoria en pretemporada que no oculta que el equipo aún debe dar pasos adelante, porque a su modo de ver «vamos demasiado despacio». Aún queda camino por recorrer.
Vuelve el equipo encarnado este sábado a los terrenos de juego y lo hace con el sexto encuentro de la pretemporada, en este caso de nuevo en el Adolfo Suárez, a partir de las 20,00 horas ante el Atlético de Madrid de División de Honor. Nuevo test ante la afición encarnada.
Vuelve el equipo al césped tras la victoria (2-3) ante el Pozuelo de Alarcón en un duelo en el que los encarnados remontaban el 1-0 inicial con los tantos de Rivera, Rubo –segundo de la pretemporada– y Rubén Ramiro. Acabó contento el equipo con la victoria en el Valle de las Cañas. «Hubo cosas de lo que buscamos esta pretemporada que ya empiezan a salir» reconoce Jonathan Prado. Sin embargo «hay otras que deben mejorar», especialmente en los despistes y errores que están costando goles. Siempre ha sido partidario el técnico palentino de dejar la portería a cero.
«Debemos mejorar la concentración, la presión alta, las transiciones, el balón parado... y la gestión del balón en campo rival» pone como ejemplos Jonathan Prado de lo que pudo apuntar en su libreta en el Valle de las Cañas, donde siguió probando a sus jugadores sobre el césped ya con más miras a tiempos de juego real.Porque a partir del encuentro en Madrid, la hoja de ruta del entrenador está marcada por la disputa de al menos 60 minutos seguidos de partido por parte de sus jugadores. Quiere que comiencen a acercarse a situaciones reales de partido, a establecer relaciones y roles sobre el césped.
Afronta el Real Ávila la recta final de su pretemporada, a la que aún le quedan otros dos amistosos. El miércoles el equipo recibirá en el Adolfo Suárez al Unionistas a partir de las 20,00 horas y el sábado 17 de agosto disputará su último amistoso en el campo del Parla en el campo de Los Prados.