La escultura de Tomás Luis de Victoria, en Teniente Arévalo

B.M
-

La figura se colocó este lunes, donde queda protegida porque las actuaciones en la plaza aún no han terminado puesto que falta colocar los árboles o el césped

La escultura de Tomás Luis de Victoria, en Teniente Arévalo - Foto: Isabel García

La escultura de Tomás Luis de Victoria, aunque tapada, ya está situada en la que será su ubicación, la plaza de Teniente Arévalo que se está remodelando. Por el momento, según informan desde el Ayuntamiento de Ávila, la escultura se estaba colocando este lunes, quedando protegida porque las actuaciones en la plaza aún no han terminado.
Entre las actuaciones que están pendientes está colocar los árboles y el césped, es decir, la parte de vegetación, y rematar las papeleras, junto con algún otro remate. Además, según señala el Consistorio, «los bancos se han cubierto con madera técnica».
Lo que no se ha dado a conocer por el momento es cuándo finalizarán oficialmente las obras dentro de un importante proyecto de remodelación de una de las principales plazas de la ciudad que debería haber finalizado el pasado mes de septiembre según los plazos anunciados en un principio.
Se trata de una actuación integral en la que se interviene en una superficie de 1.900 metros cuadrados y que está pensada para hacer un cambio radicar en el espacio, de forma que se creen diferentes ambientes en la plaza.
Esto supone contar con una zona infantil con una superficie de 105 metros en la parte norte y donde ya se ven los juegos y los bancos. Se tiene que contar también con una zona de césped de unos 170 metros, en este caso en la parte sur del espacio.
Y en el centro de toda esta remodelación se sitúa la escultura de Tomás Luis de Victoria. Con todo ello se completa una reestructuración de pavimentación y materiales (con predominio del granito) pero también de infraestructuras y la iluminación ornamental de la propia plaza y la iglesia San Ignacio de Loyola para destacar su portada y su torre, en especial para ser contemplada de noche.
Con ello, se dijo en su momento desde el Ayuntamiento, se quería una plaza más dinámica y cuidada en un espacio que se decidió que fuera peatonal, aunque también se habla de que esta idea se pueda replantear permitiendo determinado acceso al colegio Diocesano coincidiendo con entradas y salidas de clase, aunque no ha habido ningún cambio hecho público en este sentido.
Lo que sí se decidió fue situar la escultura de Tomás Luis de Victoria, en la que hubo una modificación que elevó el premio en casi 5.000 euros para incorporar un banco, alcanzando de esta forma los 40.764 y logrando así lo que se definió como «una integración más armónica».
El proyecto de remodelación de la plaza fue adjudicado en 358.000 euros.