Solana de Ríoalmar presenta sus viejos oficios

P.R.
-

El presidente de la Diputación, Carlos García, estuvo presente en el municipio de la Sierra de Ávila para mostrar el apoyo de la institución provincial a este tipo de iniciativas

Solana de Ríoalmar presenta sus viejos oficios

Solana de Rioalmar rememoró ayer sábado su X Jornada de Turismo dedicada a las viejas tradiciones del campo, que se realizaban hace décadas en todos nuestros pueblos: la siega y recogida del centeno para llevarlo a la era, la trilla y lo que en este pueblo se conoce como ‘amanadar’, separar las pajas más propicias  la confección de las gorras típicas abulenses. Ese proceso se fue sucediendo ayer en esta fiesta que cada año recuerda esta bella localidad de la Sierra de Ávila. Además del proceso antes mencionados, también hubo demostración de un cestero artesano y se inauguraron dos exposiciones fotográficas, una referida a ‘La trashumancia’, de Miguel Ángel García Santana y otra sobre ‘El pequeño patrimonio trabajado en piedra’, de Joaquín Díaz. Después de la comida hubo hubo una demostracción de confección y elaboración de la gorra típica, además de una rifa de productos artesanos. Con la actuación del grupo de música tradicional y folk Cigarra, se dio por finalizada esta jornada. Mencionar que también que durante el día permaneció abierto un mercado artesano con productos de la zona.
 El presidente de la Diputación, Carlos García junto a los diputados Eduardo Duque y José Luis del Nogal estuvieron presentes en este acto, acompañados por el alcalde de la localidad Juan José Martín Herráez y los miembros de su Corporación, además de numerosos vecinos que no se pierden ninguna de estas fiestas que este año ha llegado a la undécima  edición. Este año se cuenta además con una más que interesante exposición de gorras, en la que se muestra el proceso de confección de las mismas y se puede ver también los modelos que se confeccionan en distintos puntos de esta provincia, porque cada lugar tiene sus características diferenciadas.
La misma Teresa de Blas, la monitora del taller de gorras que se desarrolla en el municipio y cuyos integrantes se han encargado de organizar esta interesante exposición hablaba del proceso de elaboración de estas gorras, que también está perfectamente explicado en esta muestra que se puede ver en el edificio de usos múltiples del pueblo. Indicó en este sentido que el proceso se inicia con el afilado de hoz, con la siega y se amanada, separar la espiga de la paja. Una vez que se selecciona la paja lo que hay que hacer es clasificar la paja, pues cada grosor de paja tiene un destino. Una vez que ya se disopone de esta clasificación (fina, intermedia y gruesa) de la paja, se teje y después viene la confección de la gorra. «Son varios pasos pero cada uno tiene su importancia», indicó Teresa, quien manifestó que la pretensión de estos talleres es  transmitir estos saberes a la gente más joven porque que les ha sido transmitida por las los mayores del pueblo, para que así no se pierda. La exposición este año se ha hecho abarcando la provincia para ver la importancia que tiene la gorra típica en los distintos municipios de la provincia, porque hay diferencias entre las gorras de unos pueblos y otros. «La gorra en sí, o que diferencia a la gorra es que cada una tiene un frontal o una palma, las estrellas y adornos. Desde Bohoyo hasta la Aldea del Rey pasando por  Martiherrero, Hoyorredondo, Riofrío, Navalosa, Hoyocasero, Navalacruz y Solana de Ríoalmar se pueden apreciar la diferencia de cada una de estas gorras, que recoge en un libro realizado por Carlos del Peso. Estas diferencias se aprecian en la exposición para que a través de ellas se pueda ver reflejada la provincia, pero también con otras  limítrofes, que también se pueden ver en esta exposición
El presidente de la Diputación Carlos García reconoció que esta jornada es el ejemplo claro de la importancia que tiene la recuperación de las tradiciones y las costumbres de la provincia de Ávila, y elogió el esfuerzo del municipio, con su corporación municipal a la cabeza (tanto esta corporación con su alcalde Juan Jose, como del anterior y su regidora, Teresa) y la colaboración de todos los vecinos para la puesta en valor de estos valores tradicionales. El presidente recordó que estas tradiciones tenemos que utilizarlas en el presente para proyectar las en el futuro. Y anunció que la Diputación de Ávila  se va a trabajar y seguirá aportando el dinero necesario para que todos estos actos sobre tipo de tradiciones y costumbres  sea posible a lo largo de la geografía abulense.
El alcalde de Solana de Ríoalmar, Juan José Martín, indicó que este tipo de fiesta «nos hace como dar un paso atrás, entrar en la máquina del tiempo y volver 50 años atrás. Es la unión, el lazo con el presente. Los niños y los jóvenes lo ven y se sienten orgullosos de que sus abuelos y padres trabajaran de esta manera y que ahora ese trabajo haya cambiado para bien».



Las más vistas