Feria solidaria contra el hambre

E.C.B
-

La parroquia de San José Obrero organizó un mercadillo en sus salones en el que colaboraron numerosos vecinos con Manos Unidas

Feria solidaria contra el hambre - Foto: Ana I. Ramirez

La parroquia de San José Obrero, con su sacerdote José Carlos Labrador al frente, volvió a dar este domingo una lección de solidaridad, en este caso para ayudar a Manos Unidas en su campaña contra el hambre ‘Quien más sufre el maltrato al planeta no eres tú’. Numerosos vecinos, incluidos jóvenes y niños de este barrio de la zona sur de la capital abulense, participaron activamente en una feria solidaria organizada en los salones parroquiales, unos aportando alimentos tanto dulces como salados para su venta y otros atendiendo a todas las personas que se acercaban a comprar con el fin de colaborar con esta buena causa.  
En un primer puesto se podían adquirir diferentes materiales aportados por los servicios centrales de Manos Unidas, como calendarios, pulseras, vasos, botellas, bolsas, bolígrafos o camisetas, mientras que en otro se pusieron a la venta artículos elaborados a mano por una vecina con ese fin solidario, como delantales, baberos, paños, cojines o toallas bordadas.
Los jóvenes, por su parte, atendían otros dos puestos en los que había dulces elaborados en sus casas como tartas, huesillos, bizcochos, magdalenas o flores, por un lado, salados tales como embutidos, bocadillos o empanadillas, demostrando el entusiasmo que siempre ponen los miembros de esta parroquia con las causas solidarias gracias a la animación de su sacerdote.   
También el resto de parroquias abulenses se sumaron a la campaña contra el hambre de Manos Unidas a través de colectas. Además, este domingo comenzó también la campaña ‘Siembra su futuro’, consistente en sembrar una planta y cuidarla hasta el mes de mayo, momento en el que se celebrará en la parroquia de Santo Tomás el mercadillo de las flores, donde se pondrán a la venta con la idea de sufragar uno de los proyectos de desarrollo de la ONG.
El próximo viernes tendrá lugar la ‘Operación bocata’ en los colegios diocesanos Asunción de Nuestra Señora y Pablo VI, y el 8 de marzo se ofrecerá por parte de la Hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza un cocido solidario a favor de Manos Unidas.