La zona alta, cada vez más lejos para el Real Ávila

A.S.G.
-

José Luis Diezma reconoce que «no ser capaces de aprovechar las oportunidades» empieza a pesar

Josito, en un momento del encuentro ante la Segoviana en La Albuera - Foto: El Adelantado de Segovia

Era una fase clave del calendario, sin embargo el Real Ávila, poco a poco, ve alejarse la zona alta de la tabla, ahora mismo a diez puntos, precisamente lo que le aventaja  su último rival, la Gimnástica Segoviana, cuarta, y que se impuso (2-1) en un derbi del que José Luis Diezma lamentó que «ante una mínima adversidad nos vinimos abajo».Clave fue para el técnico la baja de Llorián –con un golpe y un corte en el párpado– y el empate que precisamente se produjo cuando el conjunto encarnado se encontraba con diez en el campo. «No supimos parar el juego» señala tras un partido en el que llegaron a ir por delante.
«Demasiados» condicionantes –falta de efectividad, contundencia defensiva en una falta lateral o la lesión de Llorián– en un encuentro al que el conjunto encarnado acudía consciente de que en esta fase del calendario se está jugando parte de sus opciones de estar en la pelea de la zona alta de la tabla de cara a la segunda vuelta. Y esa visión empieza a pesar. «La situación de no ser capaces de aprovechar las oportunidades mina un poco» confiesa un técnico que afronta este sábado –16,30 horas– en el Adolfo Suárez el último encuentro del año y de la primera vuelta ante el Real Valladolid B. 

«Cada vez quedan menos puntos, menos tiempo» señala como ya hiciera la pasada semana José Luis Diezma cuando se le pregunta por las opciones de su equipo por entrar en la pelea de los cuatro primeros. «Es mejor ponernos metas más cortas que mirar al cuarto puesto, son más fáciles de conseguir. Mirar a la zona de playoff es una carga mayor que puede repercutir» analiza ante una semana en la que «lo que hay que transmitir es tratar de ir poco a poco, paso a paso».
Será el último choque antes de unas vacaciones que espera vengan bien a los suyos. Precisamente uno de los motivos de adelantar el encuentro al sábado es “facilitar” el desplazamiento de algunos de los jugadores encarnados a sus casa. Una situación que también han planteado buena parte de los equipos del grupo, que en su mayoría han optado por jugar el sábado.