Una mano tendida al medio ambiente

B.M
-

El programa de voluntariado ambiental de la Fundación Patrimonio Natural contó en Ávila el pasado año con 268 participantes que realizaron acciones de limpieza, restauración o plantaciones

Una mano tendida al medio ambiente

Una mano tendida, o más bien muchas, son las que hicieron posible mejoras medioambientales en la provincia de Ávila durante el pasado año. Fue a través del programa de voluntariado ambiental organizado por la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, que posibilitó poner en marcha una decena de actividades en las que participaron 268 voluntarios.
 Las acciones, como es habitual, se realizaron por las Casas del Parque, con siete actividades y 154 personas en Picos Cimeros (Hoyos del Espino), una en Guisando (26 personas) y dos en Iruelas con 88 voluntarios.
En cuanto a la tipología de participantes, junto a los grupos individuales, en su mayoría se tratan de voluntariados asociativos ( Cruz Roja, Gredos Limpio, Asnaba) y  grupos juveniles  (Scouts, Lyon School, albergue), que están interesados en promover el voluntariado entre sus integrantes, y otros voluntariados con población local.
Pero más allá de los grupos o las cifras lo importante son las acciones que se realizan a través de estos voluntarios y que se centran en limpiezas, restauraciones o plantaciones.
En concreto, según explican desde la Fundación, se llevaron a cabo limpiezas del río Tormes, de la plataforma y la senda de la Laguna Grande, además de la restauración de las Carboneras (zona sur de Gredos), plantación de especies y limpieza en el embalse El Burguillo y en la garganta de Valdeascas.
voluntariado ambiental. Con el programa de voluntariado ambiental se articula una amplia oferta de actividades que intenta cubrir la demanda de variados perfiles de destinatarios, tanto a nivel individual como grupal. 
Para ello, se distinguen cuatro tipos de voluntariado en los que las actividades están adaptadas a sus características. Hay un voluntariado para el público en general en el que pueden participar todos los ciudadanos que deseen trabajar como voluntarios en las actividades programadas.
En el caso del familiar, se trata de aquellas actividades que se ofertan al público general pero que, por su tipología o naturaleza, son especialmente apropiadas para la participación de menores acompañados de sus padres o tutor.
El voluntariado sénior lo conforman personas mayores residentes en los espacios naturales que pueden transmitir a la sociedad conocimientos sobre el territorio, sus tradiciones, su gestión y su patrimonio natural y cultural.  Desarrollan sus actividades, principalmente, con grupos organizados que reserven visitas guiadas a la Casa del Parque. Y a ello se une el voluntariado asociativo o corporativo, que precisamente destaca en el caso de Ávila junto con los grupos juveniles, que está dirigido a asociaciones u otro tipo de entidades que, en el marco de una política de Responsabilidad Social Corporativa (RSC), deseen desarrollar acciones de voluntariado.
Las personas interesadas en participar en alguna de las actividades programadas tienen que presentar la correspondiente inscripción, mediante correo electrónico dirigido a la Casa del Parque o Aula que oferta la actividad, o bien al correo electrónico voluntariadoambiental@patrimonionatural.org
Entre los objetivos del voluntariado ambiental se encuentran alcanzar mayores niveles de protección, conservación y restauración de los espacios naturales; apoyar el desarrollo local sostenible o crear vínculos entre la realidad sociocultural de la población rural y la de la urbana.