Y ahora, a esperar

A.S.G.
-

3
Real Ávila
1
Atlético Tordesillas
Finalizado
El Real Ávila cumple su parte ante el Tordesillas pero el triunfo del Mirandés B le deja tercero. Todos pendientes este lunes a la decisión final del Juez Único de Competición de la RFEF

Y ahora, a esperar - Foto: David Castro

Real Ávila.

Johan; Llorian, Domingo, Corozo, Carlos Pascual; Embi (Manu Sánchez, 61’), Sergio Ramos, Chris (Moreira, 72’), Rubén Ramiro, Ortíz (Molina, 87’) y Aitor (Calderón, 87’)

Tordesillas.

Farolo; Luismi, Palomeque, Héctor (Camilo, 81’), Villa (Diez, 72’); Iglesias, Vega, Prada (Ayllon, 59’), Sanz, Rafa (Abraham, 72’); Torres.

Goles.

1-0 (22’) Domingo. 2-0 (55’) Aitor. 2-1 (66’) Luismi. 3-1 (89’) Calderón.

Árbitro.

DANIEL GÓMEZ.

Mostró cartulinas amarillas al local Aitor y al visitante David Sanz. Expulsó a Jorge Solano (R87’).

Incidencias.

Partido correspondiente a la última jornada del Grupo D disputado en el Adolfo Suárez

 

Ahora toca esperar. Lo hace con ilusión un Real Ávila que este domingo se acostó como un niño ilusionado en la noche de Reyes a la espera de levantarse el lunes con el regalo de ser equipo de playoffs. Se lo ha ‘pedido’ al Juez Único de Competición de la RFEF, en cuyas manos está concederle el deseo a un equipo que espera tener la plaza que deja vacante el Numancia B. Buscaron la vía directa, la de ganar al Tordesillas y esperar que no lo hiciera el Mirandés B.Pero los de Jonathan Prado no fallaron ante el Bembibre en un domingo en el que el Adolfo Suárez despidió a los suyos sin saber si era o no el último partido de la temporada de su equipo. En casa lo fue, ya no jugarán más sobre su césped, pero sobre el campo les despidieron al grito de ‘que sí, joder, que vamos a ascender’. Qué ganas hay de playoffs.

Fue el Tordesillas un equipo mucho más correoso de lo que pueda decir el marcador final. Tiene buenos peloteros bajo su mando Chuchi Macón, desde Sanz y Luismi a Diego Iglesias, que volvió locos a todos. Lo que le faltó es un buen delantero. Se vio en la primera del partido. Porque tardó muy poco el Atlético Tordesillas en avisar al Real Ávila de que podía amargarle la despedida ante su afición. Se despistó Domingo, enfrascado en discutirle al colegiado que había arrollado a Torres dentro de lo legal, y estuvo atento Sanz, que convertía una falta intrascendente en el centro del campo en un pase medido a la espalda de los centrales para que el propio Torres rematara de volea.Junto al palo despejaba a córner Johan, que tendría que volver a actuar cuando a saque del mismo Prada la picaba de cabeza. Estaban con ganas los de Chuchi Macón, que mantenían a los encarnados lejos de sus dominios. Rafa, poco después, probaría de disparo raso cruzado. Tapo bien Johan ante un disparo que se marchaba fuera. Farolo vivía entonces tranquilo. Apenas SergioRamos tentó la suerte en un disparo lejano. Johan seguía sumando acciones. Calculó mal en una salida por alto dentro del área que quiso aprovechar Palomeque, que encontró la oposición de Domingo cuando trató de rematar de cabeza a puerta vacía.

Mandaban los vallisoletanos ante un Real Ávila donde apenas Chris parecía tener la tensión necesaria. Pero el fútbol son detalles y en uno de ellos rompió el partido a su favor los de María Hernández cuando Domingo –minuto 22– remataba fácil de cabeza un córner en el vértice del área pequeña. Falló el Tordesillas. Era el 1-0.En esos momentos el Real Ávila era por méritos propios equipo de playoff. En Miranda los de Jonathan Prado empataban entonces con el Bembibre. Aún quedaba mucho por delante.

El gol recalcó al Tordesillas que en esto del fútbol tan importante es la cantidad como la calidad. Volvería a tenerla Torres cuando Luismi, desde la banda contraria, se la ponía al delantero por encima de los centrales. Controló con el pecho para enfocar la portería de Johan pero se fue al suelo.

No terminaban los encarnados de dominar, que empezaron a encontrar por banda a RubénRamiro, que no encontró rematador a una gran asistencia en boca de gol. Y por el área encarnada se paseó sin encontrar rematador ni quién la despejara el centro de Iglesias, que empezaba a hacer de las suyas.

En estas idas y venidas tendría Aitor la oportunidad del 2-0 cuando un despeje de Héctor golpeaba en Prada y dejaba suelto el balón en el área. La buscó Aitor, que tenía ya vencido a Farolo pero no supo aprovechar la ocasión. Se le fue larga la pisada. Poco antes había tenido en sus botas otra clara ocasión que no supo definir. La mandó al lateral de la red mientras esperaba que le señalaran un fuera de juego que nadie marcó.

No hubo cambios tras el descanso, pero sí en el ritmo. Saltó con un punto más el Tordesillas.La colgaron al área Iglesias y Rafa, pero ni Torres ni Sanz llegaron al remate. Demasiados desajustes en defensa entre los encarnados, que no terminaban de encontrar a Ortiz en ataque. Pero si el fútbol son detalle, el detalle lo puso Aitor por partida doble. Balón en largo a la carrera del ‘18’ que salvó la entrada de Héctor con un sutil autopase para plantarse frente a frente ante Farolo. Esta vez no falló. Repitió la jugada. Pisadita ante el portero para dejar al cancerbero sentado. Ahora sí. El delantero marcaba el 2-0 –minuto 55– y encontraba el gol que tanto se le había resistido.

El gol volvió a dejar al Tordesillas noqueado, aunque no a David Iglesias. El ‘21’ estaba volviendo loco a los encarnados y de sus botas comenzó a gestarse el gol del Tordesillas. Se la puso a Villa en banda, que alcanzó la línea de fondo para poner el pase en paralelo a la línea de gol. Le cogió a contrapié a Torres pero no a Luismi. El lateral remataba al borde del área pequeña –minuto 66– para hacer el 1-2. Y tuvo Torres el empate a renglón seguido cuando Sanz ponía el centro desde la banda y el delantero, sin ninguna oposición, remató de cabeza. Sólo tenía que empujarla, pero la cruzó en exceso.

Enfocó el partido la recta final y lo hizo con una oportunidad para cada uno. Falló Johan cuando quiso coger un balón que quedó suelto en el área tras golpear en el muslo de Torres. Por poco no acabó en portería. La pudo liar Johan y la lió Farolo. Balón en largo a la carrera de Calderón. Salió el portero a ejercer de líbero y despejar de cabeza, pero falló. Dejó el balón a los pies de Calderón, que no desperdició el regalo para hacer el 3-1 y matar el partido.