El Ayuntamiento de Las Navas ya tiene 40 reclamaciones

B.M
-

Continúan las tareas de recuperación del lugar tras la riada, parte de ellas para el restablecimiento de los servicios públicos

El Ayuntamiento de Las Navas ya tiene 40 reclamaciones - Foto: David Castro

Cuando se pasa por zonas de Las Navas del Marqués como la Colonia Botella aún es muy visible el efecto que ha dejado tras de sí la riada del pasado lunes, aunque ahora esté en parte tapado por la labor de los trabajadores y sus máquinas y que intentan volver a la normalidad lo antes posible aunque es visible que aún queda mucho trabajo por delante.

En ese mismo lugar, el alcalde de la localidad, Javier Sastre, explicaba que ya tienen unas 40 solicitudes de vecinos, con listado de daños y aportación de reportajes fotográficos, como forma de presentar las reclamaciones a través de una mesa que el Ayuntamiento ha establecido para ello.

No se trata de un trabajo único sino que también se está haciendo con Subdelegación del Gobierno para llegar de forma conjunta a hacer una valoración de los daños, que aún no es conocida, y así poder acceder a ayudas.

Es aquí donde queda por ver qué es lo que se puede subvencionar, aunque el alcalde ya adelantó que la parte de emergencia sí que cree que “va a ser subvencionable”. En este sentido hay que recordar que se está trabajando para restablecer algunos servicios básicos, por ejemplo ante los problemas de saneamiento. Por el momento se está trabajando en la “cometida del agua de forma provisional” pero después se tendrá que hacer la reparación. Además hay “problemas con una de las presas porque se ha acenagado con basura y ramas” y no se puede utilizar, lo que implica que están bombeando agua desde la presa grande “con los costes que esto supone” además de que pierden “una capacidad de medio hectómetro cúbico en la época en la que estamos”, con la sequía, porque el agua que llegó “lejos de beneficiar lo que ha hecho es empeorar la situación”.

Hay otros aspectos donde es más complicado el tema de las subvenciones, aunque el alcalde asegura que tienen el compromiso de la Junta y la Diputación de echar una mano. Se trata de temas como las piscinas, que no se pueden utilizar, o la depuradora, que “no van a entrar en esa primera parte de emergencia” pero que creen que cuentan con el compromiso para ello.

Lo que sí es un motivo de preocupación es el hecho de que las subvenciones no puedan llegar a segundas viviendas, tema del que se ha hablado anteriormente puesto que no entrarían en el Real Decreto de 2005 de protección civil a partir del cual se articulan las ayudas. Explica el alcalde que se trata “de una zona humilde, no son grandes casas y chales. Son casas muy humildes aunque sean algunas de ellas segundas viviendas” en las cuales “han perdido los enseres y recuerdos de una vida entera” puesto que “la mayor parte son heredades, vienen de los abuelos y han perdido muchas cosas aquí. Nos gustaría llegar a todos”.

En la nueva jornada de trabajo se contó con la presencia del presidente de la Diputación, Carlos García, como parte de la supervisión de los trabajos puesto que junto al personal municipal se cuenta con trabajadores y maquinaria de la institución provincial. Señaló García que se quiere “restablecer la normalidad lo ante posible” pero también pidió “paciencia” a los vecinos ya que cuentan con esa implicación de las instituciones. Para ello desde esta institución se ha aportado un docena de medios mecánicos y una decena de personas de Conservación y otros 24 con tareas de desbroce y retirada de ramas en unos trabajos que están siendo coordinados por el Ayuntamiento.

Un Ayuntamiento que también tiene varios camiones y máquinas trabajando además del personal y los voluntarios.



Las más vistas