Hasta 14 zonas vulnerables por contaminación por nitratos

E.Carretero
-

La Consejería de Medio Ambiente está tramitando un decreto para la protección de las aguas afectadas por este contaminante que ha incluido un estudio pormenorizado de la calidad de las aguas superficiales y subterráneas

Hasta 14 zonas vulnerables por contaminación por nitratos - Foto: Rosa Blanco

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León está tramitando un decreto sobre zonas vulnerables por contaminación de aguas por nitratos, texto que se presentó semanas atrás en el Consejo Agrario de Castilla y León y recoge «las evidencias científicas detectadas así como los intereses y sensibilidades de todos los sectores de la Comunidad». Este decreto «es una exigencia europea  relativa a la protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos utilizados en la agricultura» y designa como zonas vulnerables «aquellas superficies territoriales cuya escorrentía o filtración afecte o pueda afectar a la contaminación por nitratos de las aguas». En el texto propuesto por la Junta de Castilla y León las zonas vulnerables pasan de las 67 detectadas en el año 2009 a 387, de las que 14 se identifican en Ávila. Así, en esta provincia las zonas vulnerales por contaminación de aguas por nitratos se localizan en Palacios de Goda, Donvidas, Espinosa de los Caballeros, San Vicente de Arévalo, Don Jimeno, Pedro-Rodríguez, El Bohodón, Constanzana, Cabizuela, San Pascual, Papatrigo, Mancera de Arriba, San Miguel de Serrezuela y Cabezas del Villar.
Las zonas vulnerables se han identificado «mediante un estudio pormenorizado de la calidad de las aguas superficiales y subterráneas, desarrollado mediante el progresivo despliegue de las redes piezométricas de las confederaciones hidrográficas». Así mismo, apunta la Junta, las zonas vulnerables propuestas «incluyen zonas en las que abunda la ganadería extensiva y otras en las que no» por lo que «no hay relación directa entre la contaminación por nitratos y la ganadería intensiva».
La contaminación por nitratos de las aguas, se apunta desde la Consejería, «es un problema de salud pública, al limitar su uso en abastecimientos de aguas a poblaciones, implicando la necesidad de poner costosos sistemas de depuración, y desde el punto de vista medioambiental se produce una eutrofización de las aguas provocando con ello pérdidas de biodiversidad en los ecosistemas».
Con el presente proyecto de decreto que revisa el Decreto 40/2009, de 25 de junio, «se da un paso más en la protección del medio ambiente». Además, con el decreto se aprobará el Código de Buenas Prácticas Agrarias (CBPA), de carácter no obligatorio, cuyo objetivo es «poner a disposición del sector agrario la información necesaria para que la actividad que se desarrolle no perjudique la capacidad edáfica de los suelos, mantenga la calidad de los mismos, mejore la productividad de los cultivos, adopte medidas preventivas frente a la contaminación nitrogenada de las aguas; en definitiva, para que se realice una racional actividad agrícola».
No obstante, los programas de actuación de las zonas declaradas como vulnerables a la contaminación por nitratos de fuentes agrícolas y ganaderas, y las medidas contenidas en ellos, «serán de obligado cumplimiento». Estos programas se desarrollarán mediante Orden, posteriormente a la nueva declaración de zonas vulnerables, en cuyo proceso «se contará con la participación de las organizaciones profesionales agrarias».