Endesa recibe 32 propuestas empresariales para Compostilla

SPC
-

Las iniciativas están ligadas a la agroalimentación, los servicios, la construcción, la movilidad sostenible y la investigación y el desarrollo tecnológico

Central térmica de Compostilla en Cubillos del Sil (León). - Foto: César Sánchez (Ical)

Endesa ha recibido un total de 32 propuestas dentro de la primera fase del concurso internacional abierto para la búsqueda de proyectos empresariales que aprovechen las instalaciones de la central térmica de Compostila, cuyo cierre está previsto para junio de este año, según informaron fuentes de la compañía eléctrica. Un total de 18 empresas y entidades han mostrado su interés por el emplazamiento pero sólo los proyectos más atractivos desde el punto de vista técnico y económico pasarán a la segunda fase, en la que deberán presentar, antes del 30 de abril, una propuesta detallada con un plan de negocio.

Este concurso es una de las iniciativas de Endesa dentro de su propuesta de transición justa, bautizada como Plan Futur-e, en el proceso de descarbonización que acomete la compañía para sustituir la generación térmica por renovable minimizando el impacto en el entorno. El principal objetivo del proyecto es generar empleo y riqueza en la comarca del Bierzo. Además de este concurso, el Plan Futur-e para Compostilla contempla inversiones en renovables para la construcción de 390 megavatios (MW) adicionales en la zona, además de formación para mejorar la empleabilidad de los trabajadores de la planta y del entorno.

En cuanto a los proyectos presentados, se trata de iniciativas que abarcan distintos sectores industriales, desde el agroalimentario hasta la construcción, pasando por la investigación y el desarrollo tecnológico ligado al sector energético o la movilidad sostenible, así como al sector servicios. La compañía favorecerá la implantación de estos proyectos en la superficie actualmente ocupada por la central térmica en los términos municipales de Cubillos del Sil y Ponferrada, según informa Ical.

Del total de 330 hectáreas de terreno que ocupa la central, 80 tienen calificación de suelo industrial y son óptimas para el emprendimiento, ya que disponen de abastecimiento de energía eléctrica y acceso a gas y agua. También será posible aprovechar naves, equipos industriales y otras infraestructuras actualmente disponibles, señalaron las mismas fuentes, que destacaron que los promotores tendrán el amparo de una amplia oferta de ayudas públicas.

Este modelo que persigue la búsqueda de alternativas empresariales para el complejo industrial ya se aplicó con éxito en Italia y su adaptación a la realidad del Bierzo depende de un equipo de especialistas que la Universidad de León (ULE) ha puesto a disposición de Endesa. Ellos han sido los encargados de definir las necesidades sociales, económicas y ambientales de la comarca y serán los encargados de verificar la viabilidad de los proyectos y su capacidad para generar empleo.

En ese sentido, los expertos apuntaron que la existencia de una “gran tradición industrial, minera y metalúrgica” de la zona, su “alta receptividad hacia proyectos industriales y de economía circular”, la “alta disponibilidad de mano de obra cualificada del sector industrial” o la “presencia de centros de formación especializados” son algunas de las potencialidades del territorio.