Las Cortes homenajean a las víctimas de la Guerra Civil

SPC
-

El vicepresidente Francisco Igea anuncia que habrá más fondos de la Junta para la búsqueda y recuperación de personas en fosas y cunetas

Homenaje en las Cortes. - Foto: Ical

Las Cortes de Castilla y León vivieron hoy un emotivo debate de reconocimiento, homenaje y dignidad hacia las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura franquista con la presencia en la tribuna de invitados de Mercedes Abril, que durante todos estos años “ha luchado sin descanso por dar digna sepulturaa su  padre”, Rafael Abril, un ferroviario ejecutado el 24 de septiembre de 1936.

La proposición no de ley del Grupo Socialista, en cuyos antecedentes figura el testimonio de otras víctimas de la represión, se aprobó con los votos de todos los grupos, excepto de Vox, y con el aplauso de los socialistas puestos en pie y también del vicepresidente, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, a la emotiva y sentida intervención de Luis Tudanca.

Al final del debate de esta iniciativa, el portavoz socialista remarcó las razones que aún existen para traer este homenaje, dado que unas víctimas tuvieron un reconocimiento y otras no, rechazó la equidistancia y concluyó con unos versos de Miguel Hernández. “Soy como el árbol talado que retoña...”.

El vicepresidente de la Junta, que en todo momento se posicionó con el Grupo Socialista, al que agradeció la presentación de la PNL y que aceptara la enmienda del PP, pidió la palabra para expresar el homenaje a estas personas, valorar la presencia de Mercedes Abril y anunciar que habrá más ayudas de su Gobierno para las tareas de búsqueda de las personas que aun están en fosas comunes y en cunetas. 

Fue el portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca, el encargado de defender la proposición no de ley en la que evocó la democracia, la libertad y los pasos que se deben dar todavía en relación a la Memoria Histórica en la que trabajan las asociaciones, para reconocer a las personas represaliadas y algunas aun en las cunetas. 

Tras calificar de buen día que el 24 de octubre Francisco Franco fuera exhumado del Valle de los Caídos, defendió con el testimonio en primera persona del ferroviario Rafael Abril y de su hija Mercedes que es de justicia y merecen un lugar en la historia de España aunque sea tarde. 

“Mercedes es la última generación para escuchar lo que paso, el testimonio de algo que no puede volver a ocurrir. Hoy las Cortes de Castilla y León pueden empezar a salvar una deuda con las víctimas”, argumentó, donde tampoco faltó que evocara las tumbas en el pequeño pueblo burgalés de Orbaneja del Castillo que vio cuando era niño y luego supo que en ellas había dos jóvenes y un niño víctimas de la Guerra Civil.

Tudanca aceptó la enmienda del Grupo Popular coincidente con su texto en reconocer y honrar la memoria de las personas represaliadas de en la Guerra Civil, ayudar a las familias de estas personas en las tareas de búsqueda, su exhumación, identificación y inhumación y en dar traslado a la Secretaria de Estado de la Memoria Democrática y a las asociaciones de Castilla y León.

Además, en el mismo texto asumido por el portavoz socialista se recoge el reconocimiento de la figura de las personas represaliadas por el franquismo y la Guerra Civil que sufrieron violencia por su ideología, sexo, orientación sexual o religión, aparatado este último propuesto por el PP. 

Sin equidistancia

En la misma línea, el portavoz del Grupo Mixto, Pablo Fernández (Podemos), afirmó que hoy las Cortes homenajean y honran a mujeres y hombres que lucharon contra el fascismo, a mujeres y hombres valientes, víctimas de la “sanguinaria” dictadura de Francisco Franco, pero aseguró que no habrá verdadera reparación hasta que se recuperen todos los cuerpos en cunetas. 

“Es obligación de los gobiernos poner todos los recursos para recuperar a esas personas que dejaron sangre, sudor y lagrimas por traer la democracia”, aseveró. “Memoria, justicia y reparación, no cejaremos en el empeño para recuperar a esas personas”, concluyó. 

En nombre de Ciudadanos, Miguel Ángel González reconoció la “empatía y respeto” a la familia de Mercedes Abril, expresó la condena a la violencia “la ejerza quien la ejerza” y subrayó que se habla todavía de ello porque no se ha superado, a la vez que rechazó el “frentismo y realizar políticas del pasado”.

González enumeró algunas de las medidas de la Consejería de Transparencia como ayudas para recuperar cuerpos de las fosas o el reconocimiento de las víctimas. “Defender y estar al lado de todas las víctimas”, inició su intervención la popular Mercedes Cófreces, que abogó por una cultura de la paz y el respeto y el rechazo a la violencia y de todo lo que atente contra las personas”.

La popular puso en valor el decreto de 2018 de la Memoria Histórica del anterior Ejecutivo de la Comunidad, que calificó de “un hito” al recoger un apoyo institucional y un compromiso económico (250.000 euros destinados a las asociaciones).

Solo el procurador de Vox, Jesús García-Conde, rompió el consenso y la unanimidad al defender no sólo la reparación de los represaliados por el franquismo, sino un homenaje a todas las víctimas, donde citó a los muertos en Paracuellos. “No es una proposición no de ley para la reconciliación”, aseveró.

“No es abrir heridas es cerrarlas”. “No puede haber equidistancia, hubo golpistas y democrátas, las víctimas a las que se debe renocer por igual algunas durante 40 años están en los altares y otras no han podido tener su tumba”, cerró Tudanca el debate, con citas de los poetas Marcos Ana, preso en Burgos, y de Miguel Hernández.



Las más vistas