La AECC anima a llamar al cáncer por su nombre

I.Camarero Jiménez
-

Ignacio Paradinas apostó por la prevención, dejar hábitos como el alcohol y el tabaco, reducir la obesidad, una dieta saludable y ejercicio y por supuesto ser parte de los programas de cribado

La AECC anima a llamar al cáncer por su nombre

La plaza del Mercado Chico sirvió este martes 4 de febrero de escenario para mostrar el lema elegido en el Día Mundial Contra el Cáncer. Ese lema fue un simple ‘Rompe el tabú. Llámalo cáncer’. Y es que de eso se trata, de poder hablar de una enfermedad a las claras, de un mal que según los datos que hacía públicos el presidente de la AECC en Ávila, Ignacio Paradinas, puede afectar a uno de cada dos hombres a lo largo de su vida y a una de cada tres mujeres. Tan frecuente como para poder hablar sin rodeos.
Ponía sobre la mesa que en el caso de Ávila la mayor prevalencia del cáncer es el de próstata, entre los hombres; el de mama, entre las mujeres y, en el caso de sumar hombres y mujeres, es el colorrectal el que ocuparía la primera posición
Fue un día para analizar los datos, puros y duros, pero también para hablar de ciertas soluciones que están en nuestra mano, de esos programas de prevención en los que se va ganando terreno pero en los que queda mucho en lo que avanzar porque aunque el porcentaje de personas que participa en el cribado del cáncer de colon (a través de sangre oculta en heces) ha pasado del 30% inicial a estar por encima del 50% en Castilla y León. Lejos estamos aún de otras provincias como Navarra o País Vasco y Cataluña en donde llega al 90%. Recordaba que pruebas preventivas las hay para el cáncer colorrectal, el de mama y el de cérvix y animaba a ser parte de ellas.
También explicaba Paradinas que el 33% de los tumores detectados están relacionados con el tabaco, el 7% con el alcohol y el 4%, con la obesidad, así pues dejando de lado los malos hábitos podríamos lograr reducir esas cifras y más si a ello sumamos una dieta equilibrada y el ejercicio diario, además de reducir el estrés en la medida de lo posible.
Con ello mejorarían los diagnósticos pero también conllevaría un importante ahorro económico tanto a las familias como a las Administraciones y es que este año han encargado a una consultora de prestigio mundial, Oliver Wyman, que cuantifique esos costes y lo ha hecho. 19.300 millones de euros en España, «entre los costes directos al sistema sanitario, los directos que no incumben a éste y los costes indirectos». Es el 1,6% del PIB, un presupuesto similar al de la Comunidad de Madrid y doble que el de Castilla y León, aseguraba Paradinas, y que se podría reducir entre el 30 y el 50% con esas actuaciones preventivas a las que se refería en su comparecencia ante los medios.
Hay que destacar que el trabajo de la Asociación Española Contra el Cáncer es algo que no se puede cuantificar porque es inconmensurable y además ha logrado el respaldo y el respeto de todas las administraciones y del tejido social, al menos en esta ciudad de Ávila y, para muestra un botón, este martes la plaza del Mercado Chico se abarrotó de representantes políticos y sociales para mostrar su apoyo a una asociación que, por otra parte, acaba de recibir la medalla de oro de la ciudad el pasado fin de semana. 
Precisamente Paradinas quiso rescatar el momento de recibir la medalla y en el que estuvo acompañado de una persona con cáncer, de Marina, una mujer de lucha ejemplar de la que dijo «va por el tercer tipo de cáncer diagnosticado». Lo hizo con toda la intención del mundo puesto que el hecho de que haya sufrido tres significa que el cáncer se cura, evidentemente. «Hace 20 años el porcentaje de supervivencia estaba en poco menos del 30%, hace pocos años llegamos al 50% y, ahora, hemos sobrepasado la barrera del 55%». Son cifras «muy esperanzadoras» y se han conseguido gracias a los programas de prevención del cáncer y a la investigación».
 A partir de aquí y de cara a 2030 la meta se la ponen en el 70% en España (en Inglaterra se han propuesto el 75%), pero claro, para ello hay que invertir en investigación «porque aunque esta es lenta, es segura y cualquier dinero que se invierta en investigación, antes o después va a redundar en la supervivencia».
En 2019 se sobrepasaron los 20 millones de euros invertidos por la AECC pero hay que aumentarlo para que como dijo uno de los investigadores del cáncer (y al que citó Paradinas): «Si conseguimos incrementar el dinero en investigación, en 50 años la mortalidad del cáncer será similar a la de la gripe».