Por Ávila irrumpe en Cortes y el PP gana en la provincia

J.M.M.
-

Los 'populares' ceden un procurador, el PSOE conserva dos y Cs mantiene uno en Ávila

Cuatro formaciones defenderán los intereses de los abulenses en las Cortes de Castilla y León (Partido Popular, Partido Socialista, Ciudadanos y Por Ávila) tras las elecciones autonómicas celebradas este domingo, donde la irrupción de Por Ávila en el panorama político provincial también se verá reflejada con su presencia en las Cortes autonómicas.
Miguel Ángel García Nieto, Vidal Galicia Jaramillo y Ruth Pindado, del PP;Miguel Hernández Alcojor y Soraya Blázquez, del PSOE; David Martín, de Ciudadanos, y Pedro Pascual, de Por Ávila, serán los procuradores en Cortes por la provincia de Ávila, lo que supone una amplia renovación respecto a los representantes de los abulenses en la anterior legislatura, ya que únicamente el ‘popular’ Vidal Galicia repetirá.
El Partido Popular, como viene ocurriendo desde el año 1991, volvió a ser la formación más votada por los abulenses en la noche del 26-M; ahora bien, pierde un procurador y cosecha su peor resultado de su historia en la provincia de Ávila en unos comicios autonómicos, con un porcentaje de votos del 36,07 por ciento, al 96,93 por ciento del escrutinio. Hasta la fecha el menor respaldo lo habían obtenido precisamente en mayo de 1991, con un 42,32 por ciento de los sufragios, y muy atrás quedaron los resultados cosechados en junio de 1999, cuando recibieron el 62,83 por ciento de los votos para lograr cinco procuradores.
El PSOE, por su parte, se mantuvo como la segunda formación política más votada por los abulenses en las elecciones autonómicas, con un porcentaje de votos del 28,05 por ciento que le permiten mantener los dos procuradores que siempre han conseguido en estos comicios. Ese porcentaje de sufragios supera en seis puntos los cosechados hace cuatro años (22,05 por ciento), pero también quedan alejados de sus mejores resultados, alcanzados en mayo de 2007, con un respaldo del 32,29%.
Ciudadanos, por su parte, se consolida como tercera fuerza política de la provincia de Ávila en las autonómicas y mejoran los registros alcanzados hace cuatro años, que le valen para conservar el procurador que ya lograron entonces. Si en mayo de 2015 obtuvieron un apoyo del 11,95% de los votantes abulenses, en esta ocasión ese procentaje se elevó hasta el 13,17 por ciento.
La sorpresa de la jornada electoral en los comicios autonómicos la protagonizó Por Ávila, que tendrá presencia en las Cortes de Castilla y León con un procurador, después de cosechar más de 9.200 votos con un porcentaje del 9,68 por ciento de los sufragios. A pesar del carácter municipalista de esta formación creada hace apenas unos meses, su presencia será una de las grandes novedades en el arco parlamentario autonómico.
Como quinta fuerza política de la provincia, aunque sin representación en las Cortes autonómicas, quedó Vox, que sumó un 5,71 por ciento de los sufragios y más de 5.400 votos. Sin duda, un avance significativo respecto a los resultados de hace cuatro años, donde apenas recibieron 864 votos (un 0,90% de los sufragios).
La caída más fuerte, al igual que en el resto de Castilla y León, la sufre Podemos, que en esta ocasión concurría en coalición con Equo. Recibió un 3,79% de los sufragios, frente al 10,09% que logró hace cuatro años cuando fue en solitario. También sufrió un fuerte castigo en la provincia de Ávila Izquierda Unida, con más de 2.000 votos menos que en 2015, pasando de recibir el 3,96% de los votos a apenas el 1,32%. 
En cuanto a la participación, hay que destacar que superó en cerca de ocho puntos a la de los anteriores comicios (76,93% frente al 69,80 de hace cuatro años).