La mano del hombre, detrás de los incendios del Tiétar

B.M
-

Al cierre de esta edición, el fuego de Gavilanes y Pedro Bernardo seguía en nivel 1 mientras que el de El Arenal, que se prendió «voluntaria, intencionada y criminalmente», estaba estabilizado

Quedan días para la extinción de los incendios del Tiétar

Los incendios que este fin de semana han asolado el Valle del Tiétar aún tardarán varias jornadas en extinguirse, a pesar de que la situación fue mejorando durante el domingo. Es por ello que tras el descenso del nivel de peligrosidad del incendio de El Arenal, que se inició el sábado por la tarde, la Junta de Castilla y León decidió desactivar el nivel dos (la peligrosidad va de cero a tres) decretado en la provincia de Ávila debido a la simultaneidad de los fuegos de Gavilanes-Pedro Bernardo y El Arenal. 
Además, según recogen varias agencias, el consejero en funciones de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, expresó que cree que detrás de estos fuegos está «la mano del hombre». Así lo manifesto el consejero en funciones en declaraciones a RNE durante una visita a la zona, en las que añadió que el de  El Arenal, con un fuego «estabilizado», se prendió de forma «voluntaria, intencionada y criminalmente». En el caso de Gavilanes ya se había hablado de factor humano, pero no se sabe si por negligencia, accidente o de forma intencionada.
De forma concreta en El Arenal, al cierre de esta edición el fuego estaba en nivel cero mientras los medios seguían trabajando, según el consejero más en labores de «enfriamiento». Mientras tanto en el caso de Gavilanes continúa el nivel 1, aunque próximo a «estabilizarse», por lo que en ambos incendios se iba a seguir trabajando durante la noche, con medios terrestres una vez que se retiraran los aéreos.
El incendio de Gavilanes comenzó el viernes y se subió a nivel 1 esa  jornada. Se movilizaron medios terrestres y aéreos tanto de la Junta de Castilla y León como de otras provincias, así como del Gobierno, incluyendo la Unidad Militar de Emergencia, que se desplazó al lugar con efectivos de Madrid y León. 
Cuando aún se estaba trabajando en este fuego, el sábado comenzó el de El Arenal, en una zona de pinos, y también se tuvo que subir a nivel 1, aunque ese domingo la situación mejoró.
El delegado de la Junta de Castilla y León, José Francisco Hernández, destacó el «magnífico trabajo realizado por el operativo gestionado por la Junta en colaboración con otras administraciones» y se refirió especialmente al trabajo desempeñado durante toda la noche del sábado al domingo, en este caso de unidades terrestres a las cuales se incorporaron al amanecer los medios aéreos. En la tarde del domingo se contaba con 12 medios aéreos en Gavilanes-Pedro Bernardo y tres en El Arenal.  
Hernández Herrero señaló también que pudo supervisar en la tarde del sábado en la reunión del Cecopi y durante la noche y en Pedro Bernardo «el desarrollo de los trabajos porque se llevó a cabo un contrafuegos que no culminó con éxito y se hizo una línea de defensa con autobombas propias de la Junta de Castilla y León, las conveniadas y también de la UME».  
Con todo ello se vio que el domingo la situación tendía «a mejorar considerablemente», aunque lo asegura «con toda la prudencia porque queda mucho trabajo y el viento puede ser cambiante, el terreno es muy escarpado» y las dificultades «también máximas» por las temperaturas aunque con la moderación de la ola de calor. En todo caso por la tarde ya explicó que la evolución del incendio de Gavilanes-Pedro Bernardo era «muy favorable, con alguna pequeña reproducción». 
No quiso dejar pasar la oportunidad de agradecer el trabajo de todo el operativo de las distintas administraciones, voluntarios, los ayuntamientos y otras entidades y aseguró que van «a seguir trabajando sin remisión para poder extinguir definitivamente pero nos va a llevar varias jornadas».