Una cita obligada para melómanos y coleccionistas

E.Carretero
-
Una cita obligada para melómanos y coleccionistas

Aficionados a la música aprovechan este domingo la Feria del Disco que un año más acoge el Hotel Valderrábanos para adquirir títulos de sus artistas o grupos favoritos, difíciles de encontrar en otros lugares

Ángel y Sergio lamentan no haber nacido un par de décadas antes  para haber podido disfrutar de la música de grupos como Led Zeppelin y de algún que otro concierto. Y es que pese a su juventud, los gustos musicales de estos dos amigos nada tienen que ver con los de los jóvenes de su edad. A ellos lo que les gusta es el Heavy Metal y el Rock de bandas legendarias como Metallica. De hecho, buscando discos de estos grupos llegaban estos dos jóvenes desde San Lorenzo del Escolerial este domingo a la Feria del Disco y el Vinilo que cada año por estas fechas y desde hace ya una década se celebra en el Hotel Valderrábanos. Una cita muy esperada por los melómanos y coleccionistas que pueden bucear entre los más de 6.000 cedés y los otros tantos vinilos que José Ricardo González, conocido popularmente como ‘Pali Discos’, trae cada último fin de semana de enero a la capital abulense. Y aunque es cierto que las bandas legendarias nunca pasan de moda, y que muchas de las peticiones del público van por ahí, también lo es que este año los discos de Queen están teniendo más tirón del que habitualmente ya tienen debido «al estreno de la película Bohemian Rhapsody», como reconocía el organizador de esta cita.
Buscando bandas sonoras de cine para engrosar la colección que atesora desde hace cuatro décadas, y que ya ronda los 2.000 títulos , llegaba un año más a esta cita Ángel, que en esta ocasión ‘cargaba con cerca de una treintena de cedés con las músicas de algunas de sus películas favoritas.
Música clásica, blues, jazz, flamenco, pop, rock o metal son solo algunos de los estilos musicales presentes en esta feria en la que se ofrecen discos desde uno ó dos euros y hasta los 150 euros por los que se vende un disco del grupo valenciano Zarpa «muy deseado por los aficionados al heavy y del que existen muy pocos ejemplares», explica González el porqué de su elevado precio.