Un inicio de año sin nieve pero helador

I.Camarero Jiménez
-
Un inicio de año sin nieve pero helador - Foto: Belén González

Hace justo un año Ávila estaba colapsada por una intensa nevada, 12 meses después toca aguantar los embates del invierno en forma de bajas temperaturas, que este lunes hasta congelaron el Adaja

Hace justo un año las calles abulenses estaban cubiertas de un grueso manto blanco de nieve de la que aún en este 2019 no hemos atisbado ni un sólo copo, pero a cambio y para recordarnos que estamos inmersos en el crudo invierno abulense, 12 meses después lo que si hemos podido ver es que nuestro río, el Adaja, se ha helado por efecto de las bajas temperaturas.
Con el agua congelada, también el de numerosas fuentes, está claro que había que abrigarse ante unas temperaturas que apenas se elevaron por encima de los cinco grados en las horas centrales del día. Había que apurar las últimas horas de vacaciones de un día festivo y muchos no hicieron otra cosa que cumplir aquello de «al mal tiempo buena cara». Pues bien mañana martes y para tornar a la cruda realidad, la Agencia Estatal de Meteorología además pone a la provincia de Ávila en aviso amarillo por el desplome, aún mayor de las temperaturas. Cuenta en su web la Aemet que las heladas serán intensas desde las dos de la madrugada y hasta las 11 con mínimas de hasta -6 grados y, está claro que les avalan los resultados, así que el que vaya a salir a la calle que sea previsor. Gorro (por aquello de que por la cabeza es por donde más frío se coge), bufanda y guantes como aderezo a nuestra ropa ya de por sí invernal.
Además, no es por aguar la fiesta, pero mañana muchos, muchos abulenses tendrán que madrugar y pisar calle bien temprano. Comienza el cole y se acabaron las fiestas así que salvo algún afortunado que pueda prorrogar sus vacaciones, los demás lo tendrán difícil para quedarse en casa, al calor del hogar.
En la capital como mucho las temperaturas oscilarán entre esos -6 y los 9 de máxima, gélidos datos que también dejarán fríos a los habitantes de la Moraña  o del Tormes y el Corneja que rondarán los -5 aunque con máximas más elevadas, de hasta 12 grados. Sorprende que según Aemet en el entorno de Gredos las temperaturas mínimas no serán tan extremas y estarán en torno a los -1  y los 12 (por ejemplo Hoyos del Espino o Navarredonda de Gredos). Ahora bien por allí se puede disfrutar de un hecho un tanto insólito, la Laguna Grande helada, a modo de pista de patinaje, sólo que a estas alturas sin nieve alrededor, tal y como se puede comprobar en algunas páginas de facebook.