Pleno de trámite para cerrar un mandato histórico

L.C.S
-
Pleno de trámite para cerrar un mandato histórico - Foto: Isabel GarcÁ­a

La última sesión plenaria de la Diputación Provincial sirve para aprobar una serie de actas y para alimentar las dudas de cara a la sesión constitutiva del viernes

El mandato que comenzó con una rebelión interna en el Partido Popular que desembocó en la elección de Jesús Manuel Sánchez Cabrera como presidente cuando el elegido del partido era Pablo Luis Gómez, y que concluyó con una moción de censura que desalojó al ahora alcalde de Ávila del sillón presidencial que pasó a ocupar Carlos García, que en mitad del mandato sería elegido como presidente provincial del PP, se cerró este martes cuando sobre las 12,10 horas de la mañana García levantaba una sesión de apenas cuatro minutos en la que se cumplía el trámite de la aprobación de las actas de diferentes comisiones, la última Junta de Gobierno y el anterior Pleno.
Finalizaba de esta manera uno de los periodos más convulsos de la institución provincial, que queda ahora pendiente de lo que pueda pasar en la sesión constitutiva del próximo viernes, que se desarrollará a partir de las 19,00 horas en el patio de armas del Torreón de los Guzmanes. De hecho, hasta que no se desvele lo que arroje la votación de los 25 diputados provinciales en ese Pleno, el periodo de incertidumbre que se abre sobre el futuro presidente, no se cerrará y las especulaciones y rumores quedan abiertos, y así corrieron ayer en la sede de la Diputación.
Los 12 diputados provinciales del Partido Popular se quedan a uno de la mayoría absoluta, por lo que todas las miradas se posan en Pedro Cabrero, único diputado de Ciudadanos, cuya posición es la clave de lo que pueda suceder el viernes.
sin pistas. La formación naranja no da pista alguna de lo que votará Cabrero,   que tiene la llave de un posible cambio de signo político en la presidencia, que ha sido del Partido Popular desde el año 1993. Sólo una coalición con voto unida de PSOE (8 diputados), Por Ávila (4) y Ciudadanos (1), desalojaría a los populares de la Presidencia. Cualquier otra postura de estos tres partidos daría al PPel mandato en la institución no con mayoría absoluta, pero sí como lista más votada.
En los corrillos de antes y después de Pleno de ayer era lo que pudiera suceder el viernes por la tarde lo más comentado. Nadie las tiene todas consigo, e incluso diputados salientes del Partido Popular, que no repetirán en la próxima corporación, no se atrevían a negar que Ciudadanos se decantara por apostar por un cambio.
En el Pleno celebrado este martes se dio el visto bueno por asentimiento a la aprobación de las actas de las últimas ocho comisiones informativas celebradas, así como de las del organismo Autónomo de Recaudación (OAR), incluido el Consejo Rector, de la Fundación Cultural Santa Teresa (FCST) y de la última Junta de Gobierno.