Abandonados, desolados y decepcionados

Redacción
-
Abandonados, desolados y decepcionados

David Segovia señala que en la primera jornada del fuego que comenzó el pasado viernes «no venían helicópteros»

Abandonados, desolados y decepcionados. Estas son las tres palabras que pronuncia el alcalde de Pedro Bernardo, David Segovia, respecto a cómo se han sentido en la localidad respecto al fuego que arde en las localidades de Gavilanes y Pedro Bernardo desde el pasado viernes y que hoy continúa activo y en nivel 1.
El regidor insiste en que estuvieron «abandonados totalmente el primer día de fuego» y que incluso él mismo tuvo que «conducir el camión. Lo hice bajo mi responsabilidad». Insiste en que los medios estaban «todos en Gavilanes, no venían helicópteros, yo pedía que alguno nos echara agua a nosotros pero veíamos que no pasaba». Es más, afirma que él mismo ha hablado con el delegado territorial de la Junta sobre esta «dejación en ayudar».
Nosotros lo que «pedíamos eran medios, pero estábamos abandonados. Yo llamé 50 veces porque se sabe cómo está el campo con la ola de calor».
«Estuvimos abandonados el primer día», insiste, mientras que el segundo día ya hubo medios y «el tercero era enorme, entonces ¿Por qué no al principio?».
Es por ello que asegura que van a «reivindicar nuestra posición como pueblo que no se merece esto, siempre pasa lo mismo, nos tragamos el fuego de otro pueblo y somos los más perjudicados».
Eso sí, insiste en que no quiere políticos «por la foto sino que vengan a ayudar cuando hay un problemas. Es por eso que estamos desolados y decepcionados porque es una ruina para el pueblo».
Sí que mostró su alegría de ver cómo se ha controlado el fuego en su zona y ahora se ha pasado a refrescar. «Ahora a ver las consecuencias», concluye.