En peligro 8 conexiones ferroviarias en Ávila

L.C.S
-

Los trenes hotel Madrid-Lisboa y Madrid-Ferrol se suspendieron en marzo debido al estado de alarma, y se teme que Renfe aproveche ese parón para suprimirlos definitivamente, lo que eliminaría trayectos desde Ávila a Salamanca, Madrid y Valladolid

En peligro 8 conexiones ferroviarias en Ávila - Foto: David Castro

La conexión ferroviaria de Ávila con las provincias y capitales limítrofes de Madrid, Salamanca y Valladolid podría sufrir un nuevo varapalo si se confirma la desaparición de dos trenes, el Lusitania que une Madrid y Lisboa, y otro tren hotel, el que circula entre Madrid y Ferrol. Ambos servicios están suspendidos desde el pasado mes de marzo debido al estado de alarma en el país provocado por la expansión del coronavirus, pero se teme que Renfe aproveche este parón para suprimirlos definitivamente, al ser deficitarios y no contar con demasiados viajeros.
Si finalmente esos dos trenes no se restablecen una vez que acabe el periodo de reducción de servicios que ha hecho que sólo estén en circulación por la estación de Ávila el 30%de los trenes habituales, la capital abulense perdería cuatro conexiones con Madrid, dos de ida y dos de vuelta, y otras dos con Salamanca, una de ida y otra de vuelta, que son las que tenía con el Tren Hotel Lusitania, y otras dos con Valladolid, una de ida y otra de vuelta, que es la que le proporcionaba el Madrid-Ferrol.
Aunque es cierto que se trata de servicios poco útiles y utilizados desde Ávila para viajeros que únicamente quieran desplazarse a Madrid, a Salamanca o Valladolid, su pérdida sería una eliminación más de un medio de comunicación ferroviario, una circunstancia que se viene produciendo de manera recurrente en los últimos años.
Aunque desde Renfe no hay confirmación oficial de que esos dos trenes hoteles no vayan a regresar a realizar sus trayectos una vez que se normalice la situación tras la pandemia, desde diversas asociaciones ya lo dan por hecho, tanto que, por ejemplo, desde el Sector Ferroviario de UGT Salamanca se emitió a principios de semana un comunicado en el que se mostraba su «desacuerdo con la decisión de Renfe de eliminar el tren Surexpreso y Lusitania, que unía la capital con Lisboa».
Por otro lado, el Partido Popular solicitó la comparecencia del presidente de Renfe, Isaías Táboas, para que explicara la decisión de la compañía de «suprimir su servicio de tren hotel entre Galicia y Madrid», cuyo recorrido también tiene parada en la estación de Ávila.
También la agencia de noticias Europa Press, citando fuentes de Renfe, asegura que la compañía «descarta volver a poner en circulación el tren hotel tras la crisis», al menos «a corto plazo», fundamentalmente «por criterios económicos, dado el particular impacto que la crisis sanitaria está teniendo en el sector del transporte». Esas mismas fuentes apuntaban a que la compañía ferroviaria registraba una pérdida anual de unos 25 millones de euros por la prestación del servicio de tren hotel, a pesar de que en los últimos años ya se había venido reduciendo, de forma que actualmente sólo hay dos conexiones en España (Galicia-Barcelona y Madrid-Ferrol) y una internacional (Madrid-Lisboa), y dos de ellas tienen paso por Ávila.