scorecardresearch

Apoyo a proyectos de Fundación Oxígeno, Proumbrías y Pronisa

M.E
-

La convocatoria de medioambiente 2021 de CaixaBank y Fundación Ávila, dotada con 30.000 euros y a la que se presentaron cinco proyectos, busca dar respaldo a iniciativas encaminadas a la mejora del patrimonio natural en diversos ámbitos

Basura en un río de Ávila.

CaixaBank y Fundación Ávila han seleccionado tres proyectos medioambientales en Ávila en el marco de la 'Convocatoria de Medioambiente y Desarrollo Sostenible 2021', las de Fundación Oxígeno, Proumbrías y Pronisa. En concreto, las  iniciativas beneficiarias de la convocatoria son el proyecto 'Microplásticos macrobasura' de la Fundación Oxígeno, que pretende disminuir la generación y el consumo de plásticos, fomentando la economía circular en los ríos y riberas de la provincia de Ávila gracias a la sensibilización y participación ciudadana; el proyecto 'Sembrando biodiversidad' de Proumbrías, que consistirá en la plantación de especies arbóreas y arbustivas que favorecen el aumento de la diversidad en el Aravalle, con trabajo de voluntariado y la recuperación de zonas con cúmulos de escombro y basura; y el proyecto de economía circular Bank@s de Pronisa, en el que las personas con discapacidad serán un elemento clave en la reducción, reciclado y reutilización de residuos plásticos.

El objetivo de la 'Convocatoria de Medioambiente 2021', dotada con 30.000 euros y a la que se presentaron cinco proyectos, es apoyar iniciativas encaminadas a la mejora del patrimonio natural. 

Según se explicó desde las entidades convocantes, los proyectos presentados y seleccionados se enmarcan dentro de diferentes tipologías, como la biodiversidad (conservación y uso sostenible de los ecosistemas), la economía circular (reducción y reciclaje de residuos, especialmente plásticos) y la innovación ambiental (tecnologías útiles para reducir o evitar el daño ambiental), así como el reto demográfico vinculado al impacto ambiental. 

Desde CaixaBank se señaló que su compromiso social también pasa por un compromiso con el medioambiente y con la transición a una economía baja en carbono, de manera que la entidad gestiona su actividad diaria en el marco de este compromiso, respetando el entorno y las personas, y destina una parte del presupuesto a desarrollar estrategias climáticas a largo plazo.

Además, en el marco de su vocación social la entidad ha incorporado este año a sus líneas de actuación el lanzamiento de convocatorias sociales y medioambientales en colaboración con fundaciones con profundo arraigo en diez comunidades autónomas, así como convocatorias medioambientales en el resto del territorio nacional.

Además, apoya la distribución de ayudas para poner en marcha proyectos, desarrolla iniciativas solidarias e impulsa el voluntariado, además de comprometerse con la inclusión financiera.