Cabero ensalza la «potencialidad» del Diálogo Social

SPC
-

El nuevo presidente toma posesión de su cargo con una «altísima responsabilidad» y apuesta porque la institución propia contribuya a desarrollar las posibilidades de la Comunidad en favor de «los ciudadanos»

Enrique Cabero (d) saluda a AlfonsoFernándezMañueco en presencia de Francisco Igea y Luis Fuentes (2d), durante el acto celebrado ayer en las Cortes. - Foto: Ical

El nuevo presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León, Enrique Cabero, defendió ayer que la institución propia que dirigirá durante los próxima cuatro años constituye un «órgano de vital importancia para nuestro modelo de Estado y autonómico». «Se ha convertido en un referente», dijo durante su toma de posesión en la sede de las Cortes autonómicas. Cabero, cuyo nombramiento fue aprobado en el Pleno celebrado la semana pasada con un amplia mayoría y solo el voto negativo de Vox,  asumió su nuevo cargo como una «altísima responsabilidad», sobre todo, tras suscitar su figura «tantos consensos y apoyos». De hecho, a su puesta de largo acudieron numerosos representantes institucionales, empresariales, sindicales y de la sociedad civil. Allí,  definió al Diálogo Social de Castilla y León como un «tesoro» y recalcó que el CES es un órgano donde se practica de forma «permanente» y una «figura sustancial en la configuración del estado democrático». Asimismo, destacó que Castilla y León es una «gran Comunidad que tiene muchas potencialidades» y la institución propia que dirige «debe contribuir a que se desarrollen como la ciudadanía quiere».
El salmantino recordó que Castilla y León fue la primera en constituir un CES autonómico entre las que asumieron competencias en sus estatutos en este campo. En este sentido, ensalzó la importancia de este órgano y rememoró cómo el Estatuto de Autonomía de Castilla y León «quiso que estuviera reflejado al más alto nivel», introduciéndolo en una primera reforma en el 90 y luego vinculándolo en 2013 a las Cortes, informa Ical.
Durante su intervención, Cabero reseñó que Castilla y León es una autonomía «muy relevante» en España, donde surgió el parlamentarismo y la universidad, y remarcó sus potencialidades con un sector primario «importantísimo» que debe «seguir aprovechándose» como una oportunidad, y un «contenido industrial relevante, que debe crecer y actualizarse». Asimismo, se refirió al castellano como «otro de los grandes tesoros» que junto con su cultura, patrimonio histórico y generación de conocimiento y cultura «hacen de la Comunidad un lugar idóneo donde poder crecer en empleo, bienestar y derechos».
Enrique Cabero expuso asimismo que otra gran potencialidad de Castilla y León es el diálogo social, «un tesoro en sí mismo» por la existencia de un contexto de trabajo conjunto en defensa de los intereses de la sociedad. En este sentido, insistió en que el CES permite que de manera «permanente y estable se dialogue, se negocie y se fijen posiciones» y se valoren propuestas de Junta y de las Cortes y de otras entidades, sobre las que dar «unas opiniones ampliamente legitimadas desde el punto de vista ciudadano».
El nuevo presidente del CES garantizó «todo el esfuerzo» para que Castilla y León «siga avanzando en propuestas, asesoramiento, consulta sobre derechos, bienestar, libertades, progreso, crecimiento empleo, economía y empresa de todos los sectores de la Comunidad». Asimismo, comentó que lo más importante que tiene que acometer las próximas fechas es «relanzar todo lo que tiene que ver con derechos, bienestar, igualdad, libertad o empleo.

Una institución "esencial"

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, pidió al nuevo presidente del CES, Enrique Cabero, «impulsos renovados» a esta institución propia «esencial para nuestra tierra». «No podemos hacer lo mismo que hasta ahora», dijo. Mañueco, que clausuró el acto de toma de posesión, asumió que se debe dar continuidad a la labor de la institución y aprender del trabajo anterior, pero con un «impulso en la nueva etapa». El jefe del Ejecutivo autonómico, que recordó que fueron compañeros de clase enSalamanca, expresó que el Diálogo Social constituye una «seña de identidad» para Castilla y León, que ha servido, dijo, «de ejemplo para otras autonomías, España y Europa» y defendió la «labor fundamental que tiene el CES en la sociedad española y de Castilla y León».

"En las mejores manos"

El presidente de las Cortes, Luis Fuentes, aseguró que el CES está en las «mejores manos», las de Enrique Cabero, para poder afrontar los «retos importantes» a los que se enfrenta la Comunidad para «dejar a las nuevas generaciones una tierra más resilente en lo económico y con más estabilidad laboral para acabar con la imparable despoblación». Fuentes, que intervino en el acto, se mostró convencido de que el salmantino «será un magnífico presidente» de la institución propia, por su carácter «dialogante» y «talante de consenso». Además, Fuentes insistió en que Castilla y León «se enfrenta a retos muy importantes y el CES debe tener ese papel fundamental de trasladar a los representantes del legislativo y el ejecutivo lo que demanda la sociedad civil».



Las más vistas