La nueva normalidad lleva movimiento a la estación de buses

M.E
-

Los servicios del Grupo Avanza, Muñoz Travel, Navatour o Autocares Gasch ya están «al 100%»

La nueva normalidad lleva movimiento a la estación de buses - Foto: Isabel García

El fin del estado de alarma decretado en marzo por la crisis de la COVID-19 y la llegada de la llamada nueva normalidad pusieron este domingo punto y final a las restricciones de movilidad entre provincias y comunidades autónomas, lo que se ha dejado notar en el movimiento del transporte colectivo de viajeros por carretera. Según se explicó desde la estación de autobuses de Ávila, varias empresas habían aumentado este lunes sus servicios hasta alcanzar «el cien por cien» de su actividad habitual, mientras otras esperaban a que la movilidad se fuera recuperando del todo para volver a poner en marcha todas sus rutas.
Y es que, aunque «ya se empieza a ver viajeros, muchos más que estos días de atrás», todavía la estampa en las dársenas y en el interior de la estación no es, ni mucho menos, la de un día normal del arranque del verano sin coronavirus de por medio. Lo explica Patricio Rodríguez desde la propia estación, quien señala que el gimnasio también reabrió sus puertas ayer tras más de tres meses parado y que el resto de locales mantienen la actividad de la semana pasada. La nueva normalidad todavía dista bastante de lo que antes era normal en muchos ámbitos, y en lo que respecta al transporte colectivo de viajeros aún falta actividad por recuperar.
Según la información facilitada desde la estación, las empresas que ya estaban al mediodía de ayer con sus servicios al cien por cien son las del Grupo Avanza (Auto Res y Alisa), para el transporte con Salamanca y Segovia;Muñoz Travel, en sus conexiones con el Tiétar, Gredos y el Tormes y con la Sierra de Ávila; Navatour (Pedro Rodríguez, Viñegra de Moraña) o Autocares Gasch, para las rutas a la Moraña. El servicio a Madrid de Jiménez Dorado «ha sumado un servicio» y tanto Cevesacomo La Veloz o Hermanos Rodríguez mantenían de momento sus rutas, adaptadas a la situación y a la espera de que pudieran producirse cambios. Tampoco se había recibido comunicaciones sobre la actividad de Mombús en su conexión con el norte de Cáceres y el servicio internacional de Alsa con Portugal, en este último caso a expensas de la reapertura de la frontera.