La CHD detecta 60 pozos ilegales en Ávila en un lustro

E.Carretero
-
Pozo autorizado y legal en la Cuenca del Duero - Foto: Eduardo Margareto (Ical)

En la actualidad la provincia cuenta con 4.424 aprovechamientos de aguas subterráneas inscritos en el registro de este organismo de aguas

El trágico suceso ocurrido en la localidad malagueña de Totalán ha   despertado una gran sensibilidad social acerca de estas infraestructuras y también cierta preocupación respecto a  aquellos sondeos no legalizados y que pueden suponer un riesgo no solo para la seguridad de personas y animales sino también desde el punto de vista medioambiental al no estar sometidos a la regulación legal del agua. El Gobierno estima que en España existen cerca de un millón de pozos ilegales de los cuales la Confederación Hidrográfica del Duero  ha identificado 60 en el último lustro en la provincia de Ávila, según los datos de la CHD. Al menos esos son los expedientes incoados durante los últimos cinco años en esta provincia por el organismo de cuenca que en el conjunto de su ámbito de actuación, una decena de provincias y también una pequeña parte de Cantabria, incoó en este periodo un total de 505 expedientes por la presencia de pozos ilegales. De hecho Ávila es la tercera provincia en la que la CHD tiene competencia con mayor número de expedientes incoados en este periodo, por detrás de Valladolid, donde la confederación ha detectado dos centenares de pozos ilegales en los últimos años, y Zamora, con 91 expedientes incoados.
Por años, y en el caso de la provincia de Ávila, el mayor número de denuncias se contabilizó en 2015, con 26 en total, mientras que a lo largo del pasado ejercicio fueron 15 los expedientes incoados por la CHD en Ávila. Un año antes habían sido 8 y 7 en 2014, mientras que 2016 fue el ejercicio en el que menos expedientes sancionadores por la existencia de pozos ilegales se iniciaron en esta provincia, tan solo 4.
Apuntan desde la CHD que los propietarios de estos pozos se enfrentan a sanciones que en su mayoría son leves y cuyas multas pueden llegar a los 10.000 euros, si bien la media ronda los 3.000. Sin embargo, dar con este tipo de pozos es una tarea ardua de la que se encargan los agentes del Seprona, pero también los guardas de la Confederación. Actualmente, y según datos de la Agencia Ical, se contabiliza uno por cada 1.300 kilómetros lineales de ríos y por cada 1.200 kilómetros cuadrados.
Sin embargo la cifra de pozos ilegales denunciados por la CHD en los últimos cinco años es tan solo una mínima parte de los autorizados en esta provincia si se tiene en cuenta que Ávila cuenta con 4.424 aprovechamientos de aguas subterráneas inscritos en el Registro de Aguas y Catálogo de Aguas Privadas de la Confederación Hidrográfica del Duero.
Además, los aprovechamientos de aguas subterráneas autorizados por la CHD en esta provincia representan el 6,14 por ciento del total de pozos inscritos en el Registro de Aguas de este organismo de cuenca donde figuran 72.040 pozos en total.