Lawrence se pone a tono ante el Círculo Gijón

A.S.G.
-
Lawrence se pone a tono ante el Círculo Gijón - Foto: Belén González

77
Ávila Auténtica
73
Círculo Gijón
Finalizado
El americano, clave en el último cuarto para sumar un nuevo triunfo en un encuentro demasiado irregular

Volvió una de las mejores versiones de Sidao y volvió el Ávila Auténtica Carrefour a sumar un triunfo.Segundo consecutivo, de nuevo en casa y otra vez los verderones que miran de frente a la fase de playoff, verdadero objetivo de un equipo que recuperó el ánimo y el acierto desde el exterior pero que sigue sin encontrar la regularidad de juego que se necesita. «El día que la encontremos seremos un equipo bueno y duro». Hasta entonces toca sobrevivir a envites y buenas individualidades. Esta vez no falló Sidao y volvió a aparecer Lawrence, que sigue a tono. El americano no sólo firmó 18 puntos sino que anotó un triple en los últimos momentos con el que cerró las opciones de un Círculo Gijón que echó en falta a Swift y que se mantuvo vivo durante todo el partido gracias a los errores de los locales.    
Dos acciones de Sidao, primero en un pase al hueco para la penetración de Mulero y después en una bandeja, abrieron el partido (4-0). El brasileño era el eje de las operaciones. Dos triples de Círculo Gijón, primero de Menéndez y después de Saúl Blanco (4-6, minuto 2),daban continuidad a un partido que se animaba desde los primeros minutos. Como animado estaba Sidao, clave en el arranque de los verderones.En menos de cuatro minutos el brasileño había sumado una asistencia, siete puntos y un triple, precioso objeto de deseo de los verderones esta temporada. La canasta de Lawrence (13-6, minuto 4) obligaba a Nacho Galán a pedir tiempo muerto. Bien en ataque, bien en defensa. Buen comienzo de los locales, liderados por Sidao, que cedía su puesto en pista Biram Faye. Sin el brasileño, cuyas rodillas exigen un respiro, parcial de 0-6 (17-14, minuto 6). El asturiano Menéndez hacia daño. Los cambios descompensaron a los verderones, que reprodujeron viejos vicios de jornadas pasadas. Volvió el fallo exterior, regresó el atasco en ataque. Casi cinco minutos sin anotar. Por suerte se contagió el Círculo Gijón, que perdió la oportunidad de hacer daño. El aro se le hizo pequeño.
Regresó Sidao.Sin la referencia del brasileño el equipo estaba perdido. Seis minutos acumulaba el equipo sin anotar.Lo hizo Cazorla y lo hizo con un triple (20-16, minuto 12). Fue una gota en el desierto. Elegía mal el equipo. El run run en la grada era más que evidente. No era mejor el momento del Círculo Gijón. El triple de Osayande (20-19) fue casi anecdótico entre tanto error. Lo que no fue anecdótico fue el triple de Djordjevic. Le dejaron tirar. A la tercera acertó (22-22, minuto 15) para empatar el partido.  Acertó el serbio y acertó Ortiz. Lo celebró el público. Por fin, pensarían muchos. Acertaba desde el 6,75 (27-22) y tomaba el peso anotador del equipo. Ocho puntos consecutivos. No falló desde los tiros libres, salvaguarda del equipo (32-26, minuto 19) cuando el partido miraba al descanso y lo hacía el Ávila Auténtica con una cómoda ventaja que perdería en el último minuto y en la última jugada. Rebote ofensivo y triple de Kimbrough sobre la bocina para colocar el 34-34.
Por primera vez se ponía por delante el Círculo Gijón cuando al triple de Kimbrough le daba continuidad Osayande para poner el 38-39 y compartir la iniciativa en un partido que se igualaba en todo. Si uno fallaba, el otro también. Se apoyó el Ávila Auténtica en Sidao, que entró en batalla con Kimbrough y Osayande bajo tableros (43-39, minuto 25). No encontraba el Círculo Gijón a SaúlBlanco, cuyo paso por el CUMCarlos Sastre estaba siendo anecdótico. Recordó a todos que estaba sobre el parqué con un triple (45-47, minuto 27) para dar de nuevo ventaja a los suyos y dejar en el ambiente que la iniciativa del partido pasaba al lado visitante. Lo tuvo en su mano el equipo de Nacho Galán, que retó al Ávila Auténtica a triples, allí donde los verderones sufren.Esta vez no fue así. A Djordjevic y Menéndez respondieron Lawrence, Ortiz y Cazorla. Cinco triples en dos minutos para cerrar el tercer cuarto con 56-56. Máxima igualdad.
Le cogió el gusto al triple Cazorla, que abría el último cuarto desde el 6,75 (59-56), y despertó Lawrence al público con un alley oop (61-56, minuto 32) espectacular. Se activó el americano –6 puntos consecutivos– y se activó el equipo, que quiso abrir brecha (63-58, minuto 34). Dos faltas consecutivas de Sidao le dejaron fuera del partido. Era una baja clave (67-63, minuto 37), pero despejo dudas Lawrence. Su triple (70-62)era el de la tranquilidad, el de Ortiz (76-66) era el de la constatación. El triunfo no se escapó (77-73).