El Premio Florencio Galindo abre una tríada de galardones

D.C
-

El primero de los tres reconocimientos creados por Diputación para reconocer una labor destacada en el ámbito de la cultura ya admite propuestas. Los otros dos, de ciencia y letras, para los dos próximos años

El Premio Florencio Galindo abre una tríada de galardones

La Diputación Provincial de Ávila  presentó oficialmente el primero de los tres premios que ha creado para reconocer una destacada labor en el ámbito de la cultura a nivel provincial y nacional, tres galardones centrados en el arte, la ciencia y las letras, que se convocarán en años consecutivos y que se abren en 2020 con el que recibe el nombre del pintor abulense Florencio Galindo.
Para presentar oficialmente este premio se dieron cita ayer en la Diputación la viuda del artista homenajeado al dar nombre a este premio, Rosa Beltrán; el presidente de la institución, Carlos García; el diputado de Cultura, Eduardo Duque, y el director de la Institución Gran Duque de Alba, Maximiliano Fernández.
Hizo Eduardo Duque una semblanza de Florencio Galindo en la que destacó que «fue, sin duda, el pintor más reconocido del panorama artístico abulense de la segunda mitad del siglo XX abulense».
A modo de resumen dijo que fue «un destacado representante de los pintores realistas españoles», cuya obra, «de marcado halo intimista, responde a ciertos temas reiterativos como la insistencia del hombre en aprisionar la naturaleza y la posibilidad de encontrar la belleza en entornos casi deshumanizados.  El morado de sus lirios, la flor efímera donde las haya y símbolo de la justicia; los rosales blancos, casi siempre hablando de la pureza, destacando sobre fondos grisáceos; las alambradas y los pájaros representando la obsesión del hombre por cercenar la libertad… ocupaban su imaginario como artista».
Académicamente, acabó su biografía, «tenía una sólida formación. Fue doctor en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid y profesor titular en esta misma universidad, y anteriormente ejerció en la Escuela de Magisterio de Ávila. También era miembro de número de la Institución Gran Duque de Alba desde el año 1981, y llevó a cabo la dirección artística de las carpetas de grabados que editó la Diputación de Ávila con motivo de diverso centenarios  teresiano sanjuanistas».
Con el premio que ayer se presentaba, acabó Duque, «se pretende distinguir a aquellas personas físicas o jurídicas que hayan hecho una aportación sobresaliente e innovadora a la vida artística abulense y española, manifestándose a través  obra realizada en los dos años anteriores a la convocatoria, y pudiéndose otorgar excepcionalmente a una trayectoria profesional». El premio está dotado con una cantidad de 3.000 euros, y tras hacerse público el fallo dentro de unos meses se llevará a cabo su entrega en acto solemne.
méritos. El premio de las Artes Florencio Galindo reconocerá una labor artística que, explicó Maximiliano Fernández, «deberá haberse manifestado a través de una obra, actuación, investigación o patente realizada durante los dos años anteriores a la fecha de publicación de la convocatoria, pero también se podrá reconocer una trayectoria profesional, aunque nunca a título póstumo». Las candidaturas, informó, podrán ser presentadas por autoridades institucionales o representantes de entidades, excluyendo a directivos propios y a autoridades en ejercicio.
Carlos García, por su parte, recordó con cariño y admiración la figura de Florencio Galindo, cuyas obras «han perdurado en el tiempo y han dejado la huella suficiente para que instituciones como la Diputación no solo apueste por ellas sino que también cree unos premio para dar relieve a la importancia que tuvo».
Los premios de las artes, de las ciencias y de las letras, añadió el presidente de la Diputación, «son una importante y singular expresión del compromiso de esta institución con las mas altas expresiones del ser humano; aspiramos, con toda humildad pero con toda determinación, a que estos premios se conviertan en un referente no solamente dentro de las fronteras abulenses y regionales, sino también dentro del ámbito nacional».
Rosa Beltrán, viuda del pintor homenajeado, agradeció a la Diputación esa iniciativa que, dijo, «es el mejor reconocimiento que podemos hacer por Florencio, porque él apostaba mucho por la cultura, por el arte y por esta ciudad».