El Regional pide un impulso porque «pueden estar ahí»

A.S.G.
-
El Regional pide un impulso porque «pueden estar ahí»

Por segundo año consecutivo el Ávilasala cerraba la temporada como subcampeón

Seis años en la Regional Femenina de Fútbol Sala y dos años subcampeonas de manera consecutiva. Quedaron «satisfechas» el curso pasado y no menos éste, aunque tienen claro que de tener el «empujón» que bien merecen podrían mirar más alto. Aún sin él «las chicas han demostrado que están ahí» señalan Mercedes Gómez ‘Peke’ y José María Navarro ‘Chema’, dos de los principales responsables de un club que sigue creciendo y que tiene en el equipo regional su principal pero no único exponente. Seis años pero sobre todo dos últimos consecutivos en una competición en la que han sido capaces de plantar cara a los equipos salmantinos, habituales dominadores de la misma. Si en la 2017-18 era el Universidad de Salamanca el campeón, este año era el Intersala, que conseguía el ascenso a la Segunda División.
Es evidente que el proyecto del Ávilasala se consolida en una categoría que alcanzaba en el 2013-2014 entonces bajo el nombre de Eclipse y en la que ha ido creciendo año tras año pese a que no lo han tenido fácil. Aún se recuerda su imagen entrenando en los parques de la ciudad por falta de un espacio y facilidades. Hoy, por suerte, esa situación ha cambiado –encontraron acomodo en el Alonso de Madrigal– aunque aún esperan «ese patrocinador fuerte» que respalde el proyecto si bien tienen claro que en Ávila «es muy difícil».Saben que en lo deportivo han cumplido, han demostrado que hay base suficiente para confiar en ellas, pero para pelear por algo más, para pelear por un ascenso que consideran posible «sería necesario ese respaldo. Poder saber que si lo consigues hay un apoyo económico que lo haría posible» señalan.
Las gustaría mirar hacia arriba, hacia el campeonato y el ascenso. Tienen claro que «el equipo regional necesita ya dar el paso definitivo. Con un colaborador más fuerte nos facilitaría las cosas. Saber que el proyecto en Nacional tendría salida sería un refuerzo para las jugadoras.No nos gustaríalograr el ascenso y no poder ejecutarlo por no tener ese apoyo económico».
Este año, como el anterior, no se saltó a por el subcampeonato y se logró. «No era el objetivo. No sabíamos qué nivel íbamos a encontrar. El próximo año volveremos a ir con pies de plomo. Vamos a ir despacio y con la mentalidad de mejorar respecto a este año». Día a día.