Ávila quiere fútbol sala femenino

A.S.G.
-
Ávila quiere fútbol sala femenino - Foto: Ana I. RamÁ­rez

El Ávilasala volverá a buscar los apoyos económicos necesarios –8.000 euros– para poner en marcha la Liga Provincial Femenina. El éxito de la I Copa Interprovincial, un primer paso y «un toque de atención»

Ávila «quiere fútbol sala femenino». No sólo lo dice el Ávilasala, principal representante de un deporte que crece entre las féminas, sino que lo dicen los números, a veces tan fríos y en ocasiones tan relevantes de lo que de verdad se está moviendo.Desde hace tiempo se ha intentado poner en marcha una liga femenina de fútbol sala.Lo tenía todo a punto el Ávilasala para haberlo conseguido el año pasado. «Teníamos 12 equipos» recuerdan María de las Mercedes Gómez ‘Peke’ y José María Navarro ‘Chema’, principales responsables del club abulense. El proyecto estaba en marcha, «pero se nos cayó».Tenían lo más importante, que eran las participantes y las ganas, pero les faltó lo que al final mueve todo, el dinero, 8.000 euros, una cifra que no pudieron conseguir y que llama la atención por su cuantía. «El proyecto lo incluía todo» recuerdan, pero al final no encontraron los apoyos. Y sin apoyos «los equipos se echaron para atrás».Desplazamientos, pabellones, arbitrajes, seguros, fichas federativas... Complicado asumirlo sin ayudas externas. «Nos encontramos con muchos impedimentos».
Lo que pudo ser la primera edición de una liga provincial de fútbol sala femenino se quedó finalmente en la ICopa Interprovincial con cinco equipos –uno de ellos de Madrid– participantes. Algo es algo. «Un toque de atención» confían.Porque esta Copa creen que ha servido para demostrar que «hay demanda».Y por ello volverán a moverse de nuevo este verano.  
Sigue empeñado el Ávilasala en que Ávila tenga su liga provincial. Mucho más cuando se mira a Segovia, una provincia vecina, con características muy similares a la abulense y en la que sí existe. Una competición, la Liga Diversala, en la que el Ávilasala B fue campeón de la competición organizada por el Club Segosala. «Da rabia» señalan cuando miran a la competición vecina. «Que tengas que ir a una ciudad a media hora de Ávila para competir da rabia» señala en este caso Chema, responsable de un equipo que se convertía en campeón de la competición segoviana. «Allí son facilidades y aquí impedimentos» apunta ante la capacidad para organizar este tipo de competiciones. «Lo que demuestra es que hace falta mucho trabajo. Hay un gran proyecto a desarrollar con el fútbol sala en Ávila, no sólo el femenino.Estamos hablando de una ciudad con una gran afición a este deporte pero falta el impulso para mover una liga. Hay demanda, pero hay que buscar las facilidades que lo permitan».
Esperan que el esfuerzo para poner en marcha la Copa Interprovincial pueda ser el primer escalón para algo más. «Esperamos que sea un inicio que tenga continuación» después de una temporada en la que el Ávilasala asumió la responsabilidad de organizar esta competición. «Queremos intentar que desde la Diputación, que desde los ayuntamientos se quiera fútbol femenino. Queremos volver a mover algo para que el fútbol sala femenino no se quede estancado, pero necesitamos que nos echen una mano». Yno olvidan el papel que pueda tener la propia Delegación Provincial de Fútbol. «Estaban dispuestos a ayudarnos» reconocen, aunque no era suficiente. «A los equipos les echó para atrás el tema económico».
No tiene dudas el Ávilasala de que «hay un proyecto bueno» encima de la mesa con el que dar una alternativa deportiva a las chicas que no sólo sea el fútbol, donde llega un límite en el que no pueden participar, «porque con 13-14 años se quedan colgadas» y «quizás la alternativa sea el fútbol sala», un deporte «a fomentar desde la base, desde los Juegos Escolares» entienden.
Ellos tratarán de hacerlo desde la parte que les toca, desde un club que «sigue creciendo» año a año y que este curso contaba con cerca de 60 integrantes, con un primer equipo en la Regional Femenina de Fútbol Sala, un segundo en la Liga Diversala, un grupo inclusivo y un equipo masculino en la Liga Opticalia. «Si conseguimos chicas para un grupo de iniciación, lo sacaremos».