scorecardresearch

Una nueva cita con la historia

Agencias - SPC
-

El mítico Abierto, que empezó en 1860, es el cuarto 'major' del año

Una nueva cita con la historia - Foto: LEE SMITH

El Open Británico, o The Open Championship, como se denomina oficialmente, regresa hoy a su puesto en el calendario como el cuarto ‘major’ de la temporada, después de su suspensión en 2020, como consecuencia de la pandemia, y con Jon Rahm entre los principales favoritos.

Después de la vuelta del Masters de Augusta (abril), el Campeonato de la PGA (mayo) y el Abierto de Estados Unidos (junio) a sus fechas tradicionales, los organizadores del torneo más antiguo del mundo (1860) han logrado reanudar el cuarto grande del año entre fuertes medidas de aislamiento de jugadores y sus equipos, aunque con la presencia de algo más de 30.000 espectadores cada día en el recorrido de Royal Saint George’s. 

«Algunos jugadores se han retirado, aunque por múltiples razones. Al final lo que cuenta es que 156 de los mejores del mundo competirán a partir de mañana y presentaremos la jarra de clarete el domingo al campeón», señaló Martin Slumbers, responsable de la cita, acerca de la retirada de 17 jugadores antes del inicio de la competición.

La satisfacción con el regreso del Open Británico se ha visto algo eclipsada por las críticas al recorrido. «Este campo no es tan excitante. No sé por qué. Puede ser los tiros ciegos o los tiros en los que no pueden ver mucho», señaló el estadounidense Brooks Koepka, antes de que su compatriota y ‘número uno’ del mundo, Dustin Johnson, señalara que es «su segundo campo favorito» en la rotación del Open Championship, después de Saint Andrews.

La diversidad de opiniones y estrategias van a ser la tónica de la semana en el regreso de un grande a los caprichos de un campo tipo ‘link’ a orillas del mar, con muchas ondulaciones en los ‘fairways’, caídas hacia la hierba alta, ‘greenes’ más lentos de lo habitual y, sobre todo, ráfagas de viento, que no se pueden controlar y que pueden deparar muchas sorpresas. 

«Se puede fallar el ‘fairway’ con mucha frecuencia y terminar en el heno de donde no es fácil salir. Esta es la primera vez que aplico mi pegada a los ‘links’ y veremos qué pasa», indicó el estadounidense Bryson Dechambeau, que no ha logrado sacar ventaja a su gran distancia desde el ‘tee’ de salida desde su victoria en el US Open de 2020.

Por otro lado está la estrategia de Jon Rahm, reciente ganador del Abierto de Estados Unidos: «Hay que amoldarse y crear tu propia estrategia. Creo que es la razón por la que he jugado bien en muchos campos diferentes. Me ajusto al campo y a las condiciones. Si vengo aquí y la voy pegando alta igual no termino el torneo».

 

‘Seve’ en el recuerdo

Posiblemente, el vasco vuelva a inspirarse en Severiano Ballesteros, ganador de este Abierto en 1979, 1984 y 1988.