El Colegio Juan de Yepes ya es un espacio cardioprotegido

E.C.B
-

La Ampa ha adquirido, gracias a la venta de pulseras, un desfibrilador de última generación que a partir de ahora dará servicio a este centro, que se convierte en el primer colegio público de la capital abulense que posee este equipo

El Colegio Juan de Yepes ya es un espacio cardioprotegido

El Colegio Público Juan de Yepes es desde este jueves un espacio cardioprotegido gracias a la adquisición por parte de la Asociación de Madres y Padres (Ampa) de un desfibrilador de última generación que ha sido ubicado a la entrada del centro, junto al despacho de dirección.
La entrega del desfibrilador se hizo efectiva en la tarde de ayer por parte de varios miembros de la Ampa, encabezados por su presidente, David Moya, al director del colegio, Luis Miguel Vázquez, quien aseguró que «nos va a venir muy bien». «Ojalá no haya que utilizarlo nunca, pero es un elemento muy útil, sobre todo pensando en que tenemos muchos niños y padres y abuelos que vienen al centro», comentó Vázquez, quien recordó que es el primer colegio público de la ciudad que cuenta con desfibrilador.
El presidente de la Ampa, por su parte, explicó que llevaban varios años pensando en su adquisición y «finalmente vimos que existía la posibilidad de hacerlo a través de la venta de unas pulseras, que ha sido con lo que se ha financiado su coste», que asciende a 1.800 euros. «Agradecemos a todo el mundo la buena acogida que ha tenido porque se han vendido 600 pulseras a tres euros cada una muy rápidamente», indicó David Moya.
Paralelamente a la adquisición del desfibrilador se han ofrecido unos cursos de ocho horas a profesores y personal del colegio para aprender a utilizarlo por parte de la empresa Desifrilavila, a los que han asistido casi 30 personas, si bien son ocho las que están habilitadas para emplearlo.
Jesús Vaquero, de Desfibrilavila, señaló que «es un aparato de última generación que sirve tanto para adultos como para niños pequeños, que queda instalado en una cabina». Su uso, según comentó, «es sencillo», pues «sólo hay que encenderlo, poner los parches y hacer caso al aparato que viene programado con los protocolos necesarios».