Nueva unidad escolar en el CRA Valle Ambles en La Colilla

B.M
-

El aumento de alumnos lleva a realizar este proyecto que tiene un presupuesto de 144.500 euros y cuatro meses de plazo de ejecución con el objetivo de que esté para cuando llegue el próximo curso

Nueva unidad escolar en el CRA Valle Ambles en La Colilla - Foto: Isabel García

El aumento en el número de alumnos lleva a plantear y poner en marcha un proyecto para construir una tercera aula en el CRA Valle Amblés, en su sede de La Colilla. Se cuenta para ello con un presupuesto de 144.500 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses con la intención de que pueda estar disponible para el próximo curso aunque habrá que ir viendo cómo van los plazos teniendo en cuenta la actual situación que se está viviendo de crisis sanitaria y su afección a distintos ámbitos, entre ellos al de la contratación.
Santiago Rodríguez, director provincial de Educación, explica que en los últimos años se ha registrado un incremento del alumnado que se venía repartiendo en dos unidades por lo que «por el número había que pensar en tres», también por el hecho de que se indica que con 28 alumnos corresponde esa cifra. Aunque este curso no se había alcanzado, y teniendo en cuenta las previsiones, ya se organizaron en tres grupos pero en este caso se hizo a través de un local cedido por el Ayuntamiento pero se programó una obra para tener esta tercera unidad como un aula más para los grupos.
Con esos cuatro meses de plazo de ejecución, asegura Santiago Rodríguez que les interesa «que esté cuanto antes» teniendo en cuenta que se ha retrasado el proceso «por la situación de alarma que llevó a interrumpir los procedimientos por lo que ha estado paralizado hasta que se reactivó la autorización de obras». La idea, explica, es ir «lo más rápido posible en la nueva contratación, intentamos agilizar lo más posible porque lo ideal es que en septiembre esté disponible pero depende de muchas cosas». El mejor horizonte sería que el 23 de junio se pudiera empezar a trabajar y así llegar a septiembre pero también es cierto que ahora mismo estamos en un tiempo de incertidumbre.
Actualmente el colegio son dos aulas que eran independientes, con su entrada, y ahora se proyecta una tercera entre estas, en un nuevo espacio en un patio existente y siempre pensando en que se aislara fácilmente. Por tanto, se trata de un nuevo espacio para el que no será necesario cambio en el profesorado puesto que ya se estaba trabajando con tres grupos en este centro. 
Precisamente la distribución actual del centro se explica en la memoria del proyecto donde se recoge que en la parcela escolar del CRA Valle Amblés de La Colilla ya existen dos edificios construidos con una tipología de edificación aislada, más o menos separada del frente de la parcela por donde discurre la calle de entrada a la localidad. Ambos edificios tienen una ocupación o superficie ocupada en la parcela bastante parecida, impartiéndose en uno las clases correspondientes a Primaria y en otro las de Infantil.
Entre ambas construcciones existe una zona de patio que se encuentra arbolada en sus bordes y sobre la que se va a actuar para poder proceder a ampliar la unidad educativa que se necesita. En el planteamiento de la obra se indica que el edificio correspondiente a los pequeños el diseño permanece como tal y no se actúa mientras que en el otro se construirá un adosado sobre su fachada sur, fundamentalmente una construcción de forma rectangular enmarcada por dos cuerpos macizos en la zona de principio y en la de final. Estos dos cuerpos albergaran en el lado oeste los servicios higiénicos y en lado este el cuerpo de acceso con la rampa y el hall de distribución de la entrada.
Con esta disposición se consigue unificar la entrada para este edificio y el de la ampliación, quedando como una sola, que es nueva. El aula principal que se edifica con la ampliación es una pieza con tres paredes fundamentalmente ciegas pero a cambio proyectamos una cuarta pared completamente acristalada, de suelo a techo.
Con ello se resuelve la situación planteada en el presente curso escolar (más allá de cómo se está recibiendo la educación ahora por el estado de alarma y confinamiento) donde existían tres cuando las instalaciones educativas disponen solamente de dos aulas. Por tanto había un grupo que está recibiendo clase en un aula fuera del recinto educativo, en un espacio municipal habilitado al efecto, lo que tenía por consecuencia que si no se construía una nueva aula habría un grupo desligado del centro base, sin acceso al patio de recreo y de juegos.