Consultas presenciales y telefónicas en los centros de salud

B.M
-

En atención hospitalaria ya está la actividad quirúrgica de más prioridad y la atención será de mañana y tarde por el distanciamiento

Consultas presenciales y telefónicas en los centros de salud - Foto: Isabel García

Puede que Ávila no pasa de fase en la desescalada, pero esto no impide que la sanidad se vaya preparando para una muy relativa vuelta a la normalidad que, por el momento, tiene que ir coincidiendo con la atención al covid. Aún así, ya hay cambios en Atención Primaria, con combinación de consultas presenciales y telefónicas, y en Hospitalaria, con actividad quirúrgica y consultas en horario de mañana y tarde.
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, explicó que ya se están aprobando los planes de desescalada en cada hospital, lo que en Ávila se traduce en que por el momento se mantienen dos circuitos de urgencias diferenciados (para casos con sospecha covid y los que no), la actividad quirúrgica de prioridad 1 (la que hay que atender en menos de 30 días), las urgencias y las consultas «se plantearán en horario de mañana y tarde para favorecer el distanciamiento social, es decir, en hospitales ya tienen previsto el plan de inicio hacia una normalización conviviente con covid».
En el caso de los centros de salud, se ha planteado que «empiecen ya a tener consultas presenciales pero para tenerlas hemos tenido que pasar antes por consulta telefónica». Esto quiere decir que ante algún problema de salud hay que llamar al médico de familia o enfermería, contar lo que sucede y así se puede decidir cómo resolverlo, lo que incluye acudir en un hueco que haya a la consulta o entrar por el circuito de respiratorio «porque ahí es donde vemos a las personas que tienen sospechas de covid». En el caso de la atención domiciliaria y de crónicos, que hay que hacer, es el propio equipo del centro de salud el que lo va a hacer «combinando la presencial con la telefónica».
Esto quiere decir que el filtro de consultas telefónicas que se estableció cuando comenzó la pandemia y se eliminaron las presenciales sigue existiendo. «Está y puede estar bastante tiempo», aseguró la consejera de Sanidad.
Estos cambios se dan a conocer a la espera que hoy mismo la Junta de Castilla y León haga públicas las nuevas zonas básicas de salud que se proponen al Gobierno y que podrán entrar en Fase I, tal y como ya lo ha hecho Muñico. Para elegirlas, sabiendo que entrarán las que propusieron la pasada semana y finalmente no entraron (Mombeltrán y San Pedro del Arroyo en Ávila) y otras nuevas, se han establecido una serie de criterios como que la incidencia de casos en 14 días sea de tres o menos confirmados por PCR por 10.000 habitantes y de uno o menos en siete días así como la capacidad de contar con pruebas  de detección molecular, equipos de protección, protocolos de atención o de vigilancia epidemiológica, entre otros.
Criterios que, sobre la mesa, pueden parecer más difíciles de cumplir en las ciudades, aunque la consejera de Sanidad insistió en que serán los mismos en todas las zonas de salud y capitales. Insistió en que «no son tan difíciles de cumplir» y que «tienen que ser los mismos porque la enfermedad no entiende de estas cosas sino de que ataca, contagia, y el contagio es más fácil en un sitio donde hay más densidad de población». Aún así, matizó que cuando vayan disminuyendo la incidencia, en el momento en que no se esté en fase de transmisión comunitaria sino de contención, «evidentemente las ciudades pasarán». De todas formas, en este momento, los centros de salud de Ávila (con 61.241 personas empadronadas?) acumulan en 14 días 326 casos y en los últimos 7, 189, aunque no se sabe cuáles de estos han pasado por la prueba de detección (PCR), pues estos son los que realmente se contabilizan dentro de los criterios para ver cuándo se pasa de fase.
En el caso de Ávila se da una particularidad, que se repite en otras provincias, como es el hecho de que hay un centro de salud en la capital, el Ávila Rural, que atiende a núcleos rurales además de a vecinos de la ciudad, con 8.606 tarjetas sanitarias. En este caso, la propia Verónica Casado señaló, en referencia a una situación de Zamora pero extrapolable a Ávila, que en principio no existe desagregación, aunque también indicó que las zonas básicas de salud rurales que tengan su centro de salud en la capital se valoran de manera individual, teniendo en cuenta que si tienes «que desplazarte mucho a la ciudad y voy a un centro de salud donde la zona hay casos» como un elemento que se tiene en cuenta. Pero insistió en que el problema es la movilidad.
Lo que por el momento sí se mantiene es que Muñico es la única zona de salud ‘verde’ (con datos de Atención Primaria, no PCR), es decir, que lleva con cero casos 7 y 14 días, aunque hay otras que se acercan, como Mombeltrán con un caso en 14 días, los dos de Las Navas del Marqués o los tres de Madrigal de las Altas Torres y San Pedro del Arroyo, aunque no se pueden olvidar las diferencias en población puesto que el criterio para desescalar es con ese factor.