scorecardresearch

Reconocimiento de Fundación Mapfre a sus aliados abulenses

I.Camarero Jiménez
-

Seis empresas y 2 entidades sociales recibieron el aplauso por su compromiso con la inserción laboral de personas con capacidades diferentes en un acto presidido por la Infanta Elena

Reconocimiento de Fundación Mapfre a sus aliados abulenses - Foto: Isabel García

«Un lugar precioso para la celebración de un acto precioso», así introducía la presidenta de la Fundación Ávila, Dolores Ruiz Ayúcar,  el inicio de la entrega de reconocimientos del Programa Social de Empleo de la Fundación Mapfre que se celebró en el palacio de Los Serrano con la presencia de la Infanta Elena, a la sazón directora de de Proyectos Sociales y Culturales de esta última entidad y encargada de la clausura de este acontecimiento. 

Es el primer acto que la fundación Mapfre realiza desde que comenzó la pandemia, de hecho el último se remonta a febrero de 2020 y así lo hacía saber Daniel Restrepo, quien es su director de Acción Social y que quiso para la ocasión ponerse -dijo- «filosófico» y más tras una pandemia que hace reflexionar sobre el mundo que queremos. Y lo que él quiere para ese futuro es la construcción de un mundo «basado en la solidaridad y en el apoyo mutuo», un mundo «más humano» y  para dejar de lado el otro que asoma, «más competitivo, controlado y que busca el beneficio rápido», esa realidad más triste. Sobre el primero, sobre el humano es al fin y al cabo sobre el que se asienta este proyecto que este 11 de noviembre llegaba a Ávila, este Programa Social de Empleo que busca la inclusión de las personas con capacidades diferentes para que ellas, precisamente a través del empleo, puedan realizar como cualquier otro su proyecto vital. En esta misión Mapfre sabe que necesita a la Administración Pública, al igual que a la empresa privada y a ellas se dirigió para que sigan y para que sean más y es que en el transcurso de este proyecto se han encontrado con el apoyo de empresas abulenses a las que este jueves se quiso reconocer su labor, a la vez que 'aplaudir' también ese trabajo que realizan las entidades del tercer sector a la hora de formar a las personas a las que después se ha de contratar. 

Ocho premios fueron los que se entregaron en un acto presentado precisamente por una persona con discapacidad, por María Rosa Martín, usuaria de la entidad social Fundabem (entidad reconocida en este acto) y quien desde luego demostró su preparación para llevar la gala en la que por supuesto pidió que la integración real en materia de empleo fuera a más. 

No fue la única. Desde Faema, por ejemplo -la segunda de  las entidades sociales reconocidas en el acto-, su directora, Inmaculada Pose apostaba por dar ejemplo y por el efecto multiplicador  que debe tener la labor de esas empresas que se han puesto de parte del fin que persigue la Fundación Mapfre: la inclusión en el empleo de aquellos que lo tienen más difícil. Poco a poco se va ganando terreno, lo aseguraba Fernando García de Fundabem pues desde 2004 han logrado 368 contrataciones laborales de sus usuarios y quien ponía de relieve «la colaboración imprescindible» de las empresas al tiempo que valoraba ese «salario emocional» que acompaña al económico.

Recordaba Restrepo que este proyecto viene de lejos, son casi 10 años de andadura las que tiene en su haber y en las que se ha encontrado el apoyo en general de 11.200 empresas, que son actualmente participan de este programa del que se han beneficiado hasta el momento más de 10.300 personas en situación de desempleo o con discapacidad intelectual o enfermedad mental. En el caso de nuestra región el programa cuenta con el respaldo de 600 empresas que han conseguido que se dé empleo a 500 personas.

Restrepo estuvo acompañado en la mesa por el presidente de la Diputación de Ávila,  Carlos García, institución colaboradora con Mapfre en la gala. García destacó la satisfacción «por acoger un acto en el que se evidencia el relevante papel que juega el sector privado en la integración en el mercado laboral de personas que se encuentran en riesgo de exclusión social». Entendía que «si a la labor que desarrollamos contra la exclusión y el fomento del empleo desde las administraciones públicas, sumamos la apuesta realizada por entidades como Fundación Mapfre, contribuiremos de una forma clara y decidida a ofrecer mayores posibilidades de que miles de personas puedan afrontar su proyecto de vida con mayor estabilidad y seguridad. Eso redunda en beneficio de toda la sociedad», apuntó.

Para lograr objetivos es necesario  decía «cambiar el discurso y dejar de distinguir entre personas con y sin discapacidad», además de «dejar de lado prejuicios y miradas desconfiadas» y seguir la senda de las empresas ejemplares como a las que se reconoció este jueves. En cualquier caso tenía claro que «hemos avanzado pero hay que seguir trabajando por la plena inclusión».

Esas empresas galardonadas fueron las siguientes: Santa Teresa Gourmet, Autoservicio Blas, Limabu S.L, Grupo Antonio Álvarez, Fontanería Alejandro Sánchez y Farmacia Labaig por su "apoyo y compromiso en la integración socio laboral de personas con discapacidad o desempleadas de larga duración". También recibieron mención especial  dos entidades del tercer sector: Fundabem y Faema Salud Mental Ávila "por su apoyo constante al programa social de empleo que promueve Fundación Mapfre".