La Policía alerta contra las estafas a empresas

Redaccion
-

En Ávila los timadores lograron materializar la estafa en una ocasión, el timo ascendió a más de 2000 euros

La Policía Nacional, alerta de una estafa telefónica en la que se reclaman falsas deudas con compañías de suministro energético, y de la que se tiene constancia de varios intentos a empresas, principalmente de hostelería en Ávila capital, la pasada semana. Los estafadores llaman desde un número de teléfono móvil fingiendo pertenecer al departamento de impagos de una determinada compañía de suministro eléctrico. En ese momento, y utilizando datos que previamente obtienen mediante técnicas de ingeniería social y búsqueda en redes, argumentan persuasivamente a lo largo de la conversación, hasta que finalmente convencen a la víctima de que no se ha satisfecho el importe correspondiente al pago de la factura y le reclaman cierta cantidad de dinero que deberán abonar con la mayor prontitud o, de lo contrario, les cortarán la luz. 
A continuación, el interlocutor requiere el pago inmediato de cantidades que suelen rondar los 1000 y 2000 euros para no cortar el suministro eléctrico al comercio o empresa. La cifra solicitada no suele ser fija, ya que el estafador le pregunta al empresario en cuestión los importes medios de las facturas anteriores, realizando entonces un cálculo de lo que le tienen que ingresar. Para obtener el dinero, el estafador informa al empresario que debe realizar una transferencia en cuenta, o bien dirigirse a un cajero a la mayor brevedad posible y volver a llamar de nuevo al teléfono desde el que le contactaron, momento en que le proporcionan un número de cuenta y el resto de información necesaria para realizar la transferencia. En Ávila, la Policía Nacional ha detectado que al menos cinco empresas diferentes han recibido este tipo de llamadas, materializándose una estafa superior a dos mil euros en uno de los casos, por lo que se reitera la precaución a la hora de anticipar o abonar pagos con carácter urgente en concepto de presuntas deudas. Se recuerda que los proveedores legítimos cuando reclaman cantidades ofrecen siempre un plazo razonable, previo al corte de suministro e incluso la posibilidad de fraccionar las deudas. En caso de duda se debe contactar a la empresa suministradora directamente y no al teléfono, o cuenta de correo facilitada por los estafadores, aunque tenga apariencia  real.